The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

El Sistema Moral del Islam (parte 1 de 2): Estándares de la moralidad

Clasificación:   
Tamaño fuente:

Descripción: Los cimientos sobre los cuales está edificado el concepto de moral en el Islam.

  • Por iiie.net
  • Publicado 31 Aug 2009
  • Última modificación 14 Feb 2010
  • Impreso: 443
  • Visto: 27874 (promedio diario: 8)
  • Clasificación: 4.6 De 5
  • Clasificado por: 5
  • Enviado por email: 2
  • Comentado: 0

El Islam ha definido ciertos derechos universales fundamentales para la humanidad en su totalidad, que deben ser observados y respetados bajo cualquier circunstancia. Para alcanzar estos derechos, además de las garantías legales, el Islam provee un sistema moral muy eficaz. Por lo tanto, cualquier cosa que oriente al individuo o a la sociedad hacia el bienestar se considera moralmente benigna para el Islam; mientras que lo que fuere perjudicial se considera moralmente maligno. El Islam atribuye tanta importancia al amor hacia Dios y la humanidad que advierte los perjuicios de demasiado formalismo. Dios dice en el Corán:

“La piedad no consiste en orientarse hacia el oriente o el occidente, sino que consiste en creer en Dios, el Día del Juicio, los ángeles, el Libro, los Profetas; hacer caridad, a pesar del apego que se tiene por los bienes, a los parientes, huérfanos, pobres, viajeros insolventes, mendigos y prisioneros; hacer la oración prescrita, pagar el Zakát, cumplir con los compromisos contraídos; ser paciente en la pobreza, la desgracia y en el momento del enfrentamiento con el enemigo. Esos son los justos, y esos son los temerosos de Dios”. (Corán 2:177)

En estos versos nos es conferida una hermosa descripción referente al hombre virtuoso y consciente de Dios. Él debe obedecer las regulaciones saludables, pero debe fijar su mirada en el amor de Dios y el amor hacia el resto de los hombres.

Nos son proporcionadas cuatro instrucciones:

a)    Nuestra fe debe ser auténtica y sincera.

b)    Debemos estar preparados para demostrarla mediante la caridad hacia nuestro prójimo.

c)    Debemos ser buenos ciudadanos a través del apoyo a las organizaciones sociales.

d)    Nuestra alma debe ser firme e inquebrantable en cualquier circunstancia.

Éstos son los marcos de referencia con los cuales una conducta particular es clasificada y juzgada como buena o mala. Este modelo de juicio provee el núcleo alrededor del cual debe girar toda conducta moral. Antes de definir cualquier mandato moral, el Islam procura afianzar profundamente en el corazón del hombre la certeza de que sus compromisos son con Dios, Quien lo ve en todo momento y en todo lugar; que puede ocultarse del mundo entero salvo de Él, que puede engañar a todo el mundo salvo a Él y que puede huir de las garras de otros pero no de Dios.

Por ello, al establecer la complacencia de Dios como el objetivo de la vida del hombre, el Islam ha suministrado el modelo de moral más alto posible. Esto provee caminos ilimitados para la evolución moral de la humanidad. Al tomar a la Revelación Divina como fuente primaria de conocimiento, se otorga permanencia y estabilidad a los estándares morales, los cuales proporcionan un alcance razonable para ajustes genuinos, adaptaciones e innovaciones; aunque no así para perversiones, variación desenfrenada, relativismo o fluidez moral. Provee una sanción a la moralidad en el amor y el temor a Dios, la cual impulsará al hombre a que obedezca la ley moral incluso sin presión externa. Por medio de la creencia en Dios y en el Día del Juicio, proporciona una fuerza que permite que el individuo adopte la conducta moral con sinceridad y seriedad, y con toda la devoción del alma y el corazón.

No provee, como otros sistemas modernos, ninguna virtud moral nueva, ni pretende minimizar la importancia de normas morales bien conocidas o exagerar el valor de unas y desatender a otras sin motivo. Toma todas las virtudes morales comúnmente conocidas y, en simultaneidad con un sentido del balance y proporción, asigna una función y sitio apropiado para cada una de ellas en un esquema completo de vida. Ensancha el alcance de la vida individual y colectiva del hombre –sus asociaciones domésticas, su conducta cívica y sus actividades en las esferas políticas, económicas, legales, educativas y sociales–. Cubre su vida desde el hogar hasta la sociedad, desde comedor principal al campo de batalla y las conferencias de paz y, literalmente, desde la cuna hasta la tumba. En pocas palabras, ninguna esfera de la vida está exenta de la aplicación universal y exhaustiva de los principios morales del Islam. Consigue que la moralidad reine en supremacía y asegura que los hechos de la vida sean regulados por normas morales en vez de ser dominados por deseos egoístas e intereses insignificantes.

Estipula un sistema de vida para el hombre basado en el bien, libre de todo mal. Anima a las personas no sólo a practicar la virtud sino también a establecer la misma y erradicar el vicio, promover el bien y prohibir el mal. Quiere que el veredicto de la conciencia prevalezca, y la virtud no juegue un papel secundario. Quienes responden a esta llamada se congregan en una comunidad y reciben el nombre de “Musulmanes”. El único objeto que subyace a la formación de esta comunidad (Ummah), es que ésta debe llevar a cabo un esfuerzo organizado por establecer y poner en práctica el bien y detener y  erradicar el mal.  

Aquí suministramos algunas enseñanzas morales básicas del Islam para diversos aspectos de la vida del musulmán. Ellas cubren el amplio espectro de la conducta moral personal de un musulmán, así como sus responsabilidades sociales.

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version