您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Um Abdulaziz, excristiana, Estados Unidos (parte 3 de 4): La Biblia cristiana

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: La lectura detallada de la Biblia cristiana reveló “una visión de segunda generación de Jesucristo”.

  • Por Um Abdulaziz
  • Publicado 03 Dec 2012
  • Última modificación 03 Dec 2012
  • Impreso: 91
  • Visto: 5456 (promedio diario: 2)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Finalmente, en mi investigación, también se hizo claro que debía preguntarme acerca de la historia y la confiabilidad de la Biblia. Comencé a mirar no solo el mensaje de la Biblia, sino que también me pregunté: “¿Qué es la Biblia?” Muchos cristianos responderán que “la Biblia es la palabra de Dios”. Naturalmente, yo necesitaba justificar mi fe en que esta escritura era la palabra de Dios. Para demostrar que la Biblia es la “palabra de Dios” es necesario demostrar que las palabras de Dios fueron dictadas a los hombres para que fueran escritas por manos humanas, y que el libro que hoy día conocemos como Biblia es un conglomerado de estas palabras de Dios. Descubrí que muchos cristianos, incluyéndome, creen que la Biblia es la “palabra de Dios” solo porque así ha sido tradicionalmente aceptado. De modo que tuve que preguntar: “¿Cuándo comenzó dicha tradición?” La propia Biblia dice: “Sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno” (1 Tesalonicenses 5:21). Jesús mismo advierte contra seguir lo que ha hecho el hombre en lugar de lo que ha ordenado Dios cuando cita al profeta Isaías: “(Dice Dios:) En vano me adoran; sus enseñanzas no son más que reglas humanas” (Mateo 15:9).

Comencé revisando a los hombres cuyas manos escribieron estas “palabras de Dios”. En muchos casos, la autoría de los libros de la Biblia no es conocida del todo. Me refiero especialmente a los libros del Antiguo Testamento y a algunos libros del Nuevo Testamento, incluyendo los evangelios, Hebreos, las cartas de Juan y el libro del Apocalipsis. Cuando la autoría es desconocida o dudosa, se hace imposible juzgar la integridad del autor, así como juzgar si el libro es revelación divina. Muchos eruditos creen que todo el Antiguo Testamento fue reescrito después de que el rey Nabucodonosor de Babilonia conquistó y quemó Jerusalén.

En segundo lugar, cuando uno lee la Biblia encuentra muchos errores y contradicciones. Algunos ejemplos son los versículos: Juan 1:29 y Mateo 11:3; Mateo 21:2-7 y Marcos 11:2-7; Mateo 27:28 y Marcos 15:17; Mateo 27:55, Lucas 23:49 y Juan 19:25; Marcos 15:32 y Lucas 23:39-43; Hechos 9:7 y Hechos 22:9; Mateo 10:2-5 y Lucas 6:13-16; Juan 20:9 y Lucas 24:6-7; Marcos 2:25-26 y 1 Samuel 21:1-6; Juan 3:13 y 2 Reyes 2:11-12 y Hebreos 11:5; Juan 5:31 y Juan 8:14; Mateo 27:5 y Hechos 1:18; Mateo 1:2-16 y Lucas 3:23-38; 2 Samuel 24:1 y 1 Crónicas 21:1; 1 Reyes 7:26 y 2 Crónicas 4:5; y para un plagio total véase 2 Reyes 19 e Isaías 37. ¿Puede la “Palabra de Dios” contener errores? ¡Por supuesto que no! Una verdadera revelación divina está libre de error. Los errores sólo pueden indicar manipulación hecha por el hombre. En la Biblia también encontramos Profetas de Dios denigrados por actos de idolatría, incesto, asesinato, adulterio, etc. (2 Samuel 11:2-27, Isaías 20:2-3, Génesis 19:30-38, 1 Reyes 11, Jueces 16:1, Génesis 32:25-30, Ezequiel 4). ¿Es posible que Dios eligiera a individuos tan débiles para misiones tan sagradas? ¿No es más factible que Dios eligiera a hombres de carácter y cualidades sobresalientes para divulgar Sus mensajes?

En tercer lugar, ya que muchos cristianos afirman que su fe está basada en las supuestas palabras del propio Jesús, la paz sea con él, es importante señalar que los evangelios sinópticos no fueron escritos por testigos oculares de los eventos que describen, sino que retratan “una visión de segunda generación de Jesucristo” (comentario de la Biblia Cristiana). Tampoco existe registro alguno de los dichos de Jesús, la paz sea con él, en su idioma original, la lengua que hablaba Jesús.

En cuarto lugar, respecto a las epístolas del Nuevo Testamento, tuve que preguntarme: ¿qué hace que la biografía que un hombre escribe de otro, o que las cartas de un pastor a sus congregaciones, sean “Palabra de Dios”? Uno podría responder que estos escritos están llenos con la inspiración del Espíritu Santo, pero leemos en el Nuevo Testamento que muchos de los apóstoles fueron llenos del Espíritu Santo cuando predicaron. ¿Esto hace que todas las palabras que ellos pronunciaron en su prédica sean “Palabras de Dios”? Cuando un pastor hoy día dice estar lleno del Espíritu Santo y escribe cartas a sus congregaciones, ¿deberíamos considerar dichas cartas como “Palabra de Dios”?

Mientras más conocía la Biblia, más me daba cuenta que no podía confiar en que fuera la Palabra de Dios inalterada. Aun así, el Islam afirma indirectamente que lo que ha sido cambiado en la Biblia es menos de lo que no ha sido alterado. El Corán desacredita a la “Gente del Libro”, los judíos y cristianos, por no seguir sus escrituras y por cambiar los significados de dichas escrituras. Entonces resultaba razonable y apropiado preguntarse si la escritura de los musulmanes era mejor. Así que examiné el Sagrado Corán del mismo modo en que examiné la Biblia.

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version