Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Las bellezas del Islam (parte 1 de 3): La ignorancia no puede eclipsar la belleza ni la verdad

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: Breve descripción de algunas de las bellezas del Islam.

  • Por Aisha Stacey (© 2016 IslamReligion.com)
  • Publicado 19 Sep 2016
  • Última modificación 19 Sep 2016
  • Impreso: 16
  • Visto: 5561 (promedio diario: 4)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 1

En este momento de la historia del Islam, cuando toda la religión está siendo juzgada por los actos de unos pocos, es apropiado dar un paso atrás de los focos de atención de los medios de comunicación y examinar las bellezas que infunden la forma de vida conocida como Islam. Hay grandeza y esplendor en el Islam que a menudo se ven ensombrecidas por actos que no tienen cabida en el Islam o por personas que hablan sobre temas que apenas si entienden. El Islam es una religión, una forma de vida que inspira a los musulmanes a esforzarse más, llegar más lejos y actuar de una manera que sea agradable a quienes los rodean y, más importante aún, que agrade a su Creador.

Las bellezas del Islam son las cosas que hacen parte de la religión del Islam y que hacen que esta destaque. El Islam responde a las preguntas eternas de la humanidad: ¿De dónde venimos? ¿Por qué estoy aquí? ¿Este mundo material es realmente todo lo que hay? Responde a estas preguntas con claridad y de forma hermosa. Entonces, comencemos nuestro viaje y descubramos y reflexionemos sobre las bellezas del Islam.

1.   Las respuestas a todas tus preguntas sobre la vida están en el Corán

El Corán es un libro que detalla la gloria de Dios y se maravilla de Su creación, también es un testamento de Su Misericordia y Justicia. No es un libro de historia, un libro de cuentos ni un libro científico, a pesar de que contiene esos géneros y más. El Corán es el más grande regalo de Dios para la humanidad, es un libro como ningún otro, pues contiene las respuestas a los misterios de la vida. Responde las preguntas y nos pide que miremos más allá del materialismo y veamos que esta vida es poco más que una parada transitoria en el camino de la vida eterna. El Islam da un claro objetivo y propósito a la vida.

"No he creado a los yinnes y a los seres humanos sino para que Me adoren [solo a Mí]". (Corán 51:56)

Por lo tanto, es el libro más importante, y los musulmanes no tienen duda de que es exactamente el mismo hoy día que cuando fue revelado por primera vez al Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él). Cuando nos hacemos estas importantes preguntas, queremos estar seguros de que las respuestas que recibimos sean verdaderas. Saber que las respuestas provienen de un libro que es la Palabra auténtica e inalterada de Dios, da confianza y alivio. Cuando Dios reveló el Corán, prometió preservarlo. Las palabras que leemos hoy en día son las mismas que fueron memorizadas y puestas por escrito por los compañeros del Profeta Muhammad.

"Yo he revelado el Corán y Yo soy su custodio". (Corán 15:9)

2.   La verdadera felicidad puede ser hallada en el Islam

Alégrate y sé feliz, mantente positivo y en paz[1]. Eso es lo que nos enseña el Islam, pues todos los mandamientos de Dios tienen como objetivo brindarle felicidad al individuo. La llave de la felicidad es entender y adorar a Dios. Esta adoración sirve como recordatorio de Él y nos mantiene siempre conscientes de Él, y de ahí que nos mantengamos alejados del mal, de cometer injusticias y de oprimir. Nos eleva para que seamos rectos y de buen carácter. Siguiendo Sus mandamientos, llevamos una guía que nos guía a los mejor en todos nuestros asuntos. Solo cuando llevamos una vida así de significativa, somos capaces de ver felicidad en todo lo que nos rodea y en todo momento, incluso en las épocas oscuras. Está incluso en un apretón de manos, en el olor de la lluvia o del pasto recién cortado, en la calidez del hogar en una noche fría, o en una brisa fresca en un día cálido. Los placeres más simples pueden hacer realmente felices a nuestros corazones, porque son manifestaciones de la misericordia y el amor de Dios.

La naturaleza de la condición humana significa que en medio de un gran dolor puede haber momentos de alegría, y a veces en momentos de desesperación podemos hallar un ancla en las cosas que nos traen felicidad. El Profeta Muhammad dijo: "¡Sin duda, son maravillosos los asuntos del creyente! Todos son para su beneficio. Si se le concede facilidad, es agradecido y esto es bueno para él; y si se ve afligido con dificultad, persevera, y esto también es bueno para él"[2].

3.   En el Islam nos podemos comunicar fácilmente con Dios en cualquier momento del día o la noche.

Todo miembro de la raza humana nace con un conocimiento innato de que Dios es Uno. Sin embargo, quienes no saben cómo comunicarse con Dios o establecer una relación con Él, tienden a encontrar su existencia desconcertante e incluso angustiante. Aprender a comunicarse con Dios y adorarlo, le da un significado totalmente nuevo a la vida.

Según el Islam, Dios es accesible en todo momento y lugar. Solo necesitamos llamarlo y Él responderá la llamada. El Profeta Muhammad nos aconsejó llamar a Dios con frecuencia. Nos informó que Dios dijo:

"Soy como Mi siervo piensa que soy (es decir, Soy capaz de hacer por él lo que él cree que puedo hacer por él) y estoy con él si Me recuerda. Si Me recuerda en su interior, Yo también lo recuerdo a él; y si Me recuerda en un grupo de gente, Yo lo recuerdo en un grupo que es mejor que ellos (los Ángeles). Y si se Me acerca un palmo, Yo me acerco a él un codo; y si se Me acerca un codo, Me acerco a él la distancia de dos brazos extendidos; y si viene hacia Mí caminando, voy hacia él corriendo"[3].

En el Corán, Dios dice: "Recuérdenme que Yo los recordaré…". (Corán 2:152)

Los creyentes Le piden a Dios en cualquier idioma, en cualquier momento y lugar. Le suplican a Él y Le agradecen. Los musulmanes, adicionalmente, oran en una forma más ritualizada cinco veces cada día; y curiosamente, la palabra en árabe para oración es salát, que dignifica conexión. Los musulmanes están conectados con Dios y pueden comunicarse con Él fácilmente. Nunca estamos solos ni lejos de la Misericordia, el Perdón y el Amor de Dios.



Pie de página:

[1] Al Qarni, Aaidh Ibn Abdullah, (2003), Nada te turbe. International Islamic Publishing House, Arabia Saudita.

[2] Sahih Muslim.

[3] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

 

 

Las bellezas del Islam (parte 2 de 3): La paz, el amor y el respeto embellecen al Islam

Clasificación:   
Tamaño fuente:

Descripción: Breve descripción de algunas de las bellezas del Islam.

  • Por Aisha Stacey (© 2016 IslamReligion.com)
  • Publicado 26 Sep 2016
  • Última modificación 26 Sep 2016
  • Impreso: 15
  • Visto: 5103 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: 5 De 5
  • Clasificado por: 1
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

4.   El Islam nos da paz real

Las palabras Islam, musulmán y salam (paz) provienen todas de la misma palabra árabe "sa - la - ma", que significa "paz", seguridad, protección. Cuando una persona se somete a la Voluntad de Dios, experimenta una sensación innata de seguridad y tranquilidad. Salam es una palabra descriptiva que implica algo más que tranquilidad y calma, también abarca los conceptos de protección, seguridad y sumisión. De hecho, Islam, en un sentido completo, significa sumisión al Dios Único, Quien nos garantiza protección, seguridad, paz y armonía. Esta es la verdadera paz. Los musulmanes se saludan unos a otros con las palabras "as-salamu aláikum"; estas palabras árabes significan "que Dios te otorgue protección y seguridad (paz real y duradera)". Estas breves palabras árabes les permiten a los musulmanes saber que están entre amigos, no entre extraños. Este saludo anima a los creyentes a ser una comunidad global sin el estorbo de lealtades tribales o nacionales, unidos todos por la paz y la unidad. El Islam en sí mismo está asociado intrínsecamente con la paz y la tranquilidad interiores.

"Quienes hayan creído y obrado correctamente serán introducidos en jardines por donde corren ríos y donde morarán por toda la eternidad, con el permiso de Dios. El saludo allí será: ¡Salam!". (Corán 14:23)

5.   El Islam nos permite conocer a Dios

El primer principio y punto focal del Islam es creer en el Uno, el Único Dios Verdadero, y todo el Corán está dedicado a ello, hablándonos de forma directa sobre Dios y Su esencia, Sus nombres, atributos y actos. La oración nos conecta con Dios, sin embargo, conocer y entender realmente los nombres y atributos de Dios es una oportunidad importante y única, que solo está disponible en el Islam. Quienes no se esfuerzan por conocer a Dios, pueden hallar la naturaleza de su existencia desconcertante o incluso angustiante. Un musulmán es animado a recordar a Dios y a serle agradecido, y una persona puede hacer esto contemplando y entendiendo los hermosos nombres y atributos de Dios. Es a través de esto que somos capaces de conocer a nuestro Creador.

"¡Dios! No hay más divinidad que Él. A Él pertenecen los nombres [y los atributos] más sublimes". (Corán 20:8)

"A Dios pertenecen los nombres más sublimes, invócalo a través de ellos, y apártate de quienes los niegan…". (Corán 7:180)

6.   El Islam nos enseña cómo cuidar el medio ambiente

Él reconoce que los seres humanos somos los custodios de la Tierra y de todo lo que hay en ella, incluyendo vegetación, animales, océanos, ríos, desiertos y tierra fértil. Dios nos provee todas las cosas que necesitamos para sobrevivir con éxito y florecer, pero estamos obligados a cuidarlas y preservarlas para las generaciones futuras.

En 1986, el príncipe Felipe de Inglaterra, entonces presidente del Fondo Mundial para la Naturaleza, invitó a los líderes de las cinco mayores religiones del mundo para reunirse en la ciudad italiana de Asís. Se reunieron para discutir cómo la religión puede ayudar a salvar el mundo natural, el medio ambiente. Lo que sigue es parte del aporte de los musulmanes en la Declaración de Asís sobre la Naturaleza:

"Los musulmanes decimos que el Islam es el camino intermedio, y que vamos a rendir cuentas por la forma en que hemos recorrido este camino, cómo hemos mantenido el balance y la armonía en toda la creación que nos rodea.

Son estos los valores que llevaron a Muhammad, el Profeta del Islam, a decir: ‘Quien planta un árbol y se ocupa diligentemente de él hasta que madura y da frutos, es recompensado’.

Por todas estas razones, los musulmanes se ven a sí mismos como responsables con el mundo y el medio ambiente, que son creaciones de Al-lah.

A diferencia de muchas otras religiones, los musulmanes no tienen festivales específicos para agradecer por la cosecha o por el mundo. En lugar de eso, agradecen permanentemente a Dios por la creación"[1].

7.   El Islam es respeto

Otro bello aspecto del Islam es el respeto por la humanidad y el universo en que vivimos. El Islam afirma claramente que es la responsabilidad de cada miembro de la raza humana tratar a la creación con respeto, honor y dignidad. El más merecedor de respeto es el propio Creador y, por supuesto, el respeto comienza por amarlo y obedecer Sus mandamientos. El respeto total por Dios permite que todos los modales y elevados estándares de moralidad que son inherentes al Islam, fluyan por nuestras vidas y por las vidas de quienes nos rodean. Debido a que el Islam une el respeto con el amor y la compasión, esto implica respetar el honor, la reputación y la privacidad de los demás. El respeto implica permanecer completamente alejados de los pecados mayores, como la mentira, la calumnia, el engaño y el chisme. Esto significa evitar todos los pecados que siembran discordia entre la gente o que llevan hacia la destrucción.

El respeto incluye también desear para nuestros hermanos y hermanas lo que queremos para nosotros mismos. Eso implica tratar a los demás en la forma en que esperamos ser tratados, y en la forma en que esperamos que Dios nos trate, con compasión, amor y misericordia. Los pecados mayores ponen una barrera entre la humanidad y la Misericordia de Dios, y causan todo el tormento, la miseria y el mal en este mundo y en el Más Allá. Dios nos ordena mantenernos lejos del pecado y luchar contra nuestros propios defectos destructivos. Vivimos en una época en la que a menudo exigimos respeto de los demás, pero quizás no respetamos a quienes nos rodean. Una belleza del Islam es que nos permite recuperar el respeto perdido mediante el sometimiento total de nuestro corazón a la Voluntad de Dios. Sin embargo, si no entendemos cómo y por qué nos sometemos a la Voluntad de Dios, no podemos obtener el respeto que queremos y necesitamos. El Islam nos enseña y Dios nos recuerda en el Corán, que el único propósito de nuestras vidas es adorarlo a Él.

"No he creado a los yinnes y a los seres humanos sino para que Me adoren". (Corán 51:56)



Pie de página:

[1] http://www.bbc.co.uk/schools/gcsebitesize/rs/environment/isstewardshiprev2.shtml

 

 

Las bellezas del Islam (parte 3 de 3): Dios ama la belleza

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: La tercera y última parte de las bellezas del Islam. Hemos elegido diez bellezas de entre literalmente cientos, ¿qué otras has descubierto?

  • Por Aisha Stacey (© 2016 IslamReligion.com)
  • Publicado 26 Sep 2016
  • Última modificación 26 Sep 2016
  • Impreso: 15
  • Visto: 5255 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

8.   Igualdad entre hombres y mujeres

BeautiesOfIslam3.jpgEl Corán afirma que todos los creyentes son iguales y que solo las buenas obras elevan a una persona sobre otra. Los creyentes, por lo tanto, tienen un respeto inmenso por las personas piadosas, y la historia islámica nos dice también que, tanto hombres como mujeres, sirvieron y mostraron rectitud en todas las áreas. La mujer, al igual que el hombre, está obligada a adorar a Dios y a cumplir los deberes que le corresponden. Por lo tanto, se requiere que toda mujer dé testimonio de que nada ni nadie merece adoración sino solo Dios y que Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) es Su Mensajero; orar y dar caridad, ayunar, realizar el peregrinaje a la Casa de Dios si tiene los medios y la capacidad para hacerlo. También se requiere que toda mujer crea en Dios, en Sus ángeles, Sus escrituras, Sus profetas, el Día Final y el Decreto de Dios. También se requiere que toda mujer adore a Dios como si Lo viera.

"Al creyente que haga obras de bien, sea hombre o mujer, lo ingresaré al Paraíso y no será privado de su recompensa en lo más mínimo". (Corán 2:124)

El Islam reconoce, sin embargo, que la igualdad no significa que hombres y mujeres sean lo mismo. Tiene en cuenta sus diferencias en fisiología, naturaleza y temperamento. No es una cuestión de superioridad o inferioridad, sino una cuestión de habilidades naturales y de tener diferentes roles en la vida. Las leyes del Islam son justas y equitativas, y toman estos aspectos en consideración. A los hombres se les ha asignado la tarea de trabajar y proveer a su familia, y a las mujeres se les ha asignado el papel de la maternidad y el cuidado del hogar. Pero el Islam también afirma que estos papeles no son exclusivos ni inflexibles. Las mujeres pueden trabajar o servir a la sociedad, y los hombres son capaces de tomar responsabilidad de sus hijos o de su hogar. Es interesante destacar que cuando las mujeres eligen trabajar, el dinero que ellas ganan es de su propiedad, de modo que el hombre sigue teniendo la obligación de proveer financieramente a toda la familia.

9.   La humanidad es capaz de arrepentirse por sus actos pasados y reformarse

Los musulmanes creen que todos los seres humanos pueden reformarse, y creen también que la posibilidad de tener éxito en ello es mayor que la probabilidad de fracaso. Esta creencia deriva del hecho de que Dios le ha dado a la humanidad los medios para reformarse, no solo una vez, sino una y otra vez hasta que sea inminente el Día del Juicio. Dios envió mensajeros y profetas a todas las naciones que han existido. A algunos de ellos los conocemos por el Corán y las tradiciones del Profeta Muhammad, a otros solo los conoce Dios.

"A cada comunidad envié un Mensajero. Cada vez que lo desmintieron los destruí, salvando al Mensajero y a los creyentes, pero nadie fue castigado injustamente". (Corán 10:47)

Dios no responsabiliza a ninguna persona hasta que le ha sido mostrado el camino correcto. 

"...No he castigado a ningún pueblo sin antes haberle enviado un Mensajero". (Corán 17:15)

Al mismo tiempo, somos responsables de buscar la verdad y al encontrarla debemos aceptarla y reformar nuestras vidas en consecuencia. Las malas acciones pasadas pueden ser dejadas atrás. ¡No existe pecado que no pueda ser perdonado!

"Di: ‘¡Oh, siervos míos que están sumidos en el pecado [perjudicándose a sí mismos]! No desesperen de la misericordia de Dios. Dios tiene poder para perdonar todos los pecados. Él es el Perdonador, el Misericordioso’". (Corán 39:53)

Una persona puede favorecerse de la misericordia de Dios arrepintiéndose sinceramente por su pasado, o si no es creyente, convirtiéndose a la religión del Islam. Toda persona debe trabajar por su salvación mediante la combinación de la fe, la creencia y la acción.

10.                   Dios ama la belleza en todas sus formas

El Profeta Muhammad dijo: "Nadie entrará al Paraíso si tiene el peso de una hormiga de orgullo en su corazón". Un hombre le preguntó: "¿Y qué pasa si a un hombre le gusta vestir buena ropa para verse bien, y buenos zapatos para verse bien?". Él respondió: "Dios es bello y ama la belleza. El orgullo significa negar la verdad y despreciar a las personas"[1].

La belleza es lo opuesto de la fealdad. La belleza que existe en la creación atestigua la belleza de Dios, así como Su poder. Él, que creó la belleza, es Quien tiene más derecho a la belleza. Y, de hecho, el Paraíso está adornado con belleza más allá de nuestra imaginación. Dios es hermoso, y por esto el mayor placer en el Paraíso es ver el rostro de Dios. Dios dice:

"Ese día, habrá rostros resplandecientes [de felicidad] contemplando a su Señor". (Corán 75: 22-23)

Él se refiere a Sus nombres como los más hermosos:

"A Dios pertenecen los nombres más sublimes, invócalo a través de ellos...". (Corán 7:180)

El reconocido erudito islámico Ibn Al Qaiem (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo lo siguiente sobre la belleza del Islam:

"Dios es reconocido por una belleza que no tiene par en ninguna otra cosa, y Él debe ser adorado por medio de la belleza que Él ama en palabras, actos y actitudes. Él ama que Sus siervos embellezcan sus lenguas con la verdad, sus corazones con devoción sincera, amor, arrepentimiento y confianza en Él; sus facultades con obediencia, y sus cuerpos mostrando Sus bendiciones sobre ellos en su ropa y manteniéndolos puros y libres de suciedad o impureza, removiendo los pelos que deben ser removidos, circuncidándose y cortándose las uñas. De este modo, reconocen a Dios a través de estas cualidades de belleza, y buscan acercarse a Él a través de palabras, actos y actitudes hermosas. Ellos Lo reconocen por la belleza que es Su atributo, y Lo adoran a través de la belleza que Él ha prescrito, y de Su religión"[2].



Pie de página:

[1] Sahih Múslim.

[2] Al Fawaid (1/185).

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Más vistos

Diario
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Total
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version