您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

आपके द्वारा अनुरोधित लेख/वीडियो अभी तक मौजूद नहीं है।

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Makala/video uliyoomba bado haipo.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

आपके द्वारा अनुरोधित लेख/वीडियो अभी तक मौजूद नहीं है।

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Makala/video uliyoomba bado haipo.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Shinto (parte 1 de 2): ¿Qué es el sintoísmo?

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: Breve mirada al origen del Sinto, su papel en la cultura japonesa, y los seres espirituales conocidos como Kami.

  • Por Aisha Stacey (© 2016 IslamReligion.com)
  • Publicado 09 May 2016
  • Última modificación 09 May 2016
  • Impreso: 13
  • Visto: 9920 (promedio diario: 4)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Según el diccionario en línea de Princeton, el sintoísmo es la religión indígena ancestral de Japón. Carece de un dogma formal y está caracterizada por la veneración a los ancestros y los espíritus de la naturaleza.[1]

El nombre Shinto proviene de los caracteres del chino para Shen (deidad'), y Tao (camino) y significa "camino de los espíritus"[2].

Shinto1.jpgEs extremadamente difícil estimar el número de seguidores del sintoísmo en todo el mundo. Algunas fuentes dan números en el rango de 2,8 a 3,2 millones. Otros afirman que el 40% de los adultos japoneses siguen el Sinto, y si así fuera, serían unos 50 millones de fieles. Y otras fuentes aseguran que alrededor del 86% de los adultos japoneses siguen una combinación de sintoísmo y budismo, lo que pondría el número de seguidores del Shinto en 107 millones[3].

El sintoísmo tiene más relación con el ritual que con el dogma, por lo que el pueblo japonés no lo considera como una religión sino como un aspecto de la vida japonesa. Es por esto que el sintoísmo ha coexistido fácilmente con el budismo durante siglos. No hay esfuerzos misioneros en el Sinto, es raramente practicado fuera del Japón y no tiene libro ni guía. El Shinto y sus rituales son transmitidos de generación en generación.

Tampoco hay una escritura sagrada en el sintoísmo, pero hay libros de mitología y folclor japoneses, el Kojiki o "Registros de asuntos antiguos" (712 d.C.) y el Nihon-gi o "Crónicas de Japón" (720 d.C.)[4]. Según el Kojiki, se cree que los dioses crearon Japón a imagen y semejanza del Paraíso en la tierra, y que el gobernante de Japón, el Emperador, es un descendiente directo de la diosa solar Amaterasu. El concepto japonés de divinidad del Emperador a menudo es mal comprendido fuera del Japón. Ni el Emperador ni la mayoría de su pueblo han pensado jamás que el Emperador sea un dios en el sentido de que él sea un ser sobrenatural y supremo. Sin embargo, los mitos mantenidos en el pasado llevaron a algunas gentes japonesas a creer que el Japón y su gente eran especiales y más merecedores de protección que aquellos de etnias distintas.

El sintoísmo comenzó alrededor del 500 a. C., fue originalmente "una mezcla amorfa de culto a la naturaleza, cultos a la fertilidad, técnicas de adivinación, culto al héroe y chamanismo"[5]. Es politeísta, puesto que sus fieles veneran objetos naturales creyendo que contienen seres espirituales; ellos incluyen montañas, ríos, agua, piedras y árboles. También reverencian y adoran a los ancestros. La moral y la ética Shinto están basadas en lo que sea de mayor beneficio para la comunidad en su conjunto[6]. "El Shinto hace hincapié en la práctica, la sensibilidad y la actitud correctas". Toda vida humana y natural es sagrada.

La esencia del sintoísmo, sin embargo, es la devoción a los seres espirituales invisibles que son denominados Kami. Ellos no son Dios ni divinidades, sino espíritus relacionados con el pueblo japonés. Si son tratados apropiadamente con devoción ritual, intervendrán en las vidas de las personas con muchos beneficios como salud y éxito. La mayoría de los Kami no tienen nombres, pero son denominados como el Kami de este o de aquel lugar. Sin embargo, hay tres tipos de Kami que son de particular importancia. El primero de ellos es el de los Ujigami, los ancestros: humanos que se convirtieron en Kami después de morir y son reverenciados por sus familias como Kami ancestrales[7]. El segundo tipo son los Kami de objetos naturales y de las fuerzas de la naturaleza; y el tercer tipo son las almas de personas muertas que fueron particularmente rectas. Toda la humanidad es considerada como hijos de los Kami, por lo que la gente reverencia los musuhi, los poderes creativos y armonizadores de los Kami, y aspiran a tener makoto o sinceridad[8]. Sin embargo, no todos los Kami son buenos, por lo visto, algunos pueden ser francamente malvados.

Los textos antiguos hablan brevemente de la "llanura del cielo" y una "tierra oscura", la tierra impura de los muertos, pero hacen muy poca mención de una vida futura porque el Shinto está totalmente dedicado a la vida en este mundo y hace hincapié en la bondad esencial de la humanidad. Al parecer, el Kami malvado entra al mundo desde afuera y afecta a la humanidad con cosas como enfermedad y decadencia. Cuando la gente obra mal, permite la contaminación y el mal en el mundo, y obstruye el flujo de la buena energía. En consecuencia, el propósito de la mayoría de los rituales del sintoísmo es mantener alejados a los espíritus malignos a través de la purificación, las oraciones y las ofrendas a los Kami.

La introducción del budismo al Japón en el siglo VI d. C. no causó el abandono del sintoísmo. En lugar de ello, ambas religiones se expandieron y las figuras del budismo adoptaron identidades Shinto complementarias. Así que los nuevos conversos al budismo no se vieron obligados a abandonar sus creencias tradicionales. En Japón, los lugares de adoración Shinto son denominados santuarios, mientras que los lugares budistas se denominan templos. Los Kami viven en los santuarios; y toda villa, pueblo o distrito tiene su propio santuario Sinto. Es raro que los santuarios contengan estatuas, pero si existen estatuas no son adoradas, sino que representan a algunos animales, como el zorro o el caballo, que sirven a los Kami. El culto Shinto es altamente ritualizado, y puede tener lugar en los santuarios o en los hogares.

Muchos hogares japoneses contienen un lugar apartado como un santuario denominado Kami-dana. Allí se hacen ofrendas de flores y comida, y se realizan oraciones. El Kami-dana es una repisa que suele contener una pequeña réplica del santuario local. También puede incluir amuletos para la buena suerte o para absorber la mala suerte, y un espejo que conecta la repisa con los Kami.

El sintoísmo permea la vida japonesa en todos los niveles. La cultura japonesa incluye arquitectura y antiguas formas de arte Sinto, como el teatro Noh, la caligrafía japonesa y el gagaku. También incluye antigua música de baile que se originó en las cortes de la China Tang (618 - 907). Por todo Japón se celebran ceremonias de boda al estilo Shinto. La muerte, sin embargo, es considerada una fuente de impureza y, por lo tanto, prácticamente no existen cementerios Sinto, y la mayoría de los funerales se llevan a cabo al estilo budista[9].

En la segunda parte compararemos los Kami con los seres espirituales del Islam, los yinn. Vamos a ver de cerca los festivales y rituales, y discutiremos el hecho de que los seguidores del sintoísmo están encadenados a la superstición ritual que a menudo está asociada a las religiones politeístas.



Pie de página:

[1] wordnetweb.princeton.edu/perl/webwn

[2] http://www.bbc.co.uk/religion/religions/shinto/ataglance/glance.shtml

[3] http://www.religioustolerance.org/shinto.htm

[4] http://www.beliefnet.com/Faiths/Shinto/index.aspx

[5] http://www.shinreikyo.or.jp

[6] http://www.trincoll.edu/

[7] http://www.japan-guide.com/e/e2056.html

[8] http://www.religioustolerance.org/shinto.htm

[9] http://www.japan-guide.com/e/e2056.html

 

 

Shinto (parte 2 de 2): Ejemplo de politeísmo

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: Un vistazo a las creencias y los rituales del Shinto, que la marcan como una religión de politeísmo puro.

  • Por Aisha Stacey (© 2016 IslamReligion.com)
  • Publicado 09 May 2016
  • Última modificación 09 May 2016
  • Impreso: 10
  • Visto: 8290 (promedio diario: 4)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Shinto2.jpgLa religión Shinto podría describirse como muy localizada. Los fieles están muy relacionados con el culto, ya sea en su santuario local o en sus casas. Es una religión muy ritualizada que hace énfasis en la bondad esencial de los seres humanos. Aunque el Shinto enseña y requiere unos estándares elevados de moral y de ética, no tiene mandamientos ni leyes como tales. No existe un ser supremo o Dios, y el Shinto no tiene fundador. Básicamente, el Shinto consiste en la creencia y la adoración de los Kami. Para permitir un fácil entendimiento de los Kami, estos a menudo son descritos como deidades; sin embargo, no son como los dioses y los semidioses de otras religiones.

Los Kami no son omnipotentes, no existen en otro universo o plano espiritual, y no son seres perfectos, cometen errores, se comportan mal y, en ocasiones, son realmente malvados. Los Kami tienen muchas cualidades en común con los seres humanos y es su deber proteger a los humanos. A su vez, los humanos deben cuidar de los Kami, y por ello se realizan cultos rituales y ofrendas a los Kami en los santuarios y en las casas por todo el Japón. La palabra Kami puede ser traducida como espíritus o seres espirituales, pero también hace referencia a la esencia de la existencia que se encuentra en todo.

Kami es el elemento sagrado o místico que se encuentra prácticamente en cualquier cosa, está en todo y se encuentra por doquier, y es lo que hace que un objeto sea lo que es y no otra cosa. La palabra Kami significa aquello que está oculto. En el Islam también tenemos criaturas que a menudo son descritas como espíritus y son llamados yinn. La palabra árabe yinn proviene del verbo yanna, y significa ocultar o disimular. Ellos son la explicación de los fenómenos extraños que afectan y a menudo acosan a los seres humanos. Las personas que no conocen la realidad de los yinn, no suelen ser capaces de explicar este tipo de eventos y los atribuyen a las almas de los muertos.

Los yinn son una creación de Dios y no tienen atributos divinos. Ellos viven con nosotros en este mundo, pero separados de nosotros, y son capaces de ser buenos o malos. En el Islam, sin embargo, la gran mayoría de los yinn son malos y han sido responsables de tentar y de llevar a la gente al grave pecado del politeísmo. Los Kami a menudo reciben ofrendas con la esperanza de que se complazcan, para animarlos así a proteger e intervenir en las vidas de los seres humanos. En el Islam la adoración a los yinn sería considerada como un pecado grave y podría resultar en el fuego eterno. En el Islam se nos enseña a huir de los yinn y a aprender formas de protegernos de su malicia y sus engaños.

El Islam también afirma categóricamente que nadie es merecedor de adoración sino solo Dios; mientras que el énfasis en el comportamiento bueno y correcto que se encuentra en el sintoísmo es loable, está provocado por algo que los musulmanes consideran completamente inaceptable. En el Islam, solo Dios dirige los destinos de la humanidad. No importa cuántas ofrendas sean hechas frente a un santuario o un altar, ello no puede cambiar el destino decretado por Dios, participar en dicho comportamiento es de poca utilidad, excepto para atar a una persona a la superstición y el miedo.

Al hacer sus ofrendas, los seguidores del sintoísmo se involucran en rituales de purificación. Los agentes utilizados en los rituales al comienzo de toda ceremonia religiosa suelen ser agua y sal. Shubatsu es un ritual de purificación en el que la sal es rociada sobre sacerdotes o fieles, o en el suelo para purificarlo. Un uso notable de la sal en la purificación se encuentra en la lucha de Sumo, cuando los luchadores espolvorean sal por el ring para purificarlo. Uno de los rituales de purificación más simples es enjuagarse las manos y el rostro con agua limpia al entrar a un santuario, a fin de que el visitante esté lo suficientemente puro para acercarse al Kami. Los rituales de pureza también incluyen el baño y pararse debajo de cascadas.

Los festivales Shinto (matsuri) generalmente combinan los rituales solemnes con celebraciones alegres que a veces incluyen embriagarse con alcohol. Los rituales y las ofrendas a menudo son combinados con música, baile y alabanzas, y los sacerdotes sintoístas lo bendicen todo con una rama del árbol sagrado de sakaki sumergida en agua bendita. Otro tipo de ritual chamanístico Shinto que existe, usualmente en las áreas rurales, es cuando las miko (mujeres chamanes) hablan por los Kami al caer en trance. En los santuarios las cinco ofrendas más tradicionales son arroz, vino de arroz (sake), agua, sal y ramas de hoja perenne. Estas se ofrecen en cantidades pequeñas, simbólicas, presentadas en recipientes de cerámica blanca y, dependiendo de la región, la temporada y el festival, también se ofrecen frutas y vegetales. Es tradicional ofrecer cualquier manjar a los Kami antes de que las personas participen de ello.

Otro elemento importante de los festivales Shinto son las procesiones, en las que el santuario local del Kami es llevado por toda la ciudad en un palanquín. Es el único momento del año en que las estatuas dejan el santuario. También hay carrozas decoradas en las que se sienta la gente y son llevadas por las calles con el acompañamiento de flautas y tambores. Algunos festivales son tranquilos, pero la mayoría son enérgicos y ruidosos. Para muchos extranjeros, esta combinación de ritual y solemnidad con vulgaridad parece muy irreverente; sin embargo, los seguidores del sintoísmo creen que ello encapsula la relación que tiene el Shinto con el mundo real.

Los santuarios sintoístas y los altares caseros no solo contienen estatuas e ídolos, sino una gama de talismanes para mantener a la gente a salvo mientras viaja o para proporcionarles buena suerte, éxito en los negocios, seguridad durante el parto, etc. Se compran talismanes especiales en los santuarios Shinto para darle buena suerte a la persona y alejar los malos espíritus. Esto incluye flechas, pequeñas placas (ema) que tienen un lado blanco en el que la gente puede escribir un deseo o una súplica. En la mayoría de los santuarios Shinto hay una pared cubierta con madera ema que contiene súplicas escritas a los Kami.

Un musulmán entiende que el culto llevado a cabo en el Shinto involucra muchos elementos de shirk[1]. Dar ofrendas, mantener estatuas y talismanes, y creer que criaturas distintas a Dios pueden afectar nuestras vidas, son todos aspectos del politeísmo. Es Dios Quien lo controla todo, y nada ocurre sino por Su Voluntad. En la religión del Islam, la creencia en un Único Dios, sin asociados ni copartícipes, es esencial, es el punto focal de la religión. Es por esta razón que el Islam a menudo es llamado el monoteísmo puro. No está adulterado con conceptos extraños ni supersticiones, como los rituales que existen en el sintoísmo. Dios plantea una pregunta:

"¿Acaso Quien origina la creación y luego la reproduce, y Quien los sustenta [con las gracias] del cielo y de la Tierra [puede equipararse a quien no es capaz de hacer nada de eso]? ¿Acaso puede haber otra divinidad junto con Dios? Di: ‘Presenten sus pruebas, si es verdad lo que dicen’". (Corán 27: 64)



Pie de página:

[1] Shirk es el pecado de idolatría o politeísmo. Es la deificación o adoración de cualquiera o de cualquier cosa distinto al Único Dios Verdadero.

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Más vistos

Diario
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Total
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version