L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

La naturaleza cohesiva de la familia (parte 4 de 4): Los hijos y los familiares

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: Los derechos de los hijos sobre los padres, y el énfasis que el Islam hace sobre el mantenimiento de las buenas relaciones con los demás familiares.

  • Por Jamaal al-Din Zarabozo (© 2010 IslamReligion.com)
  • Publicado 06 Sep 2010
  • Última modificación 06 Sep 2010
  • Impreso: 275
  • Visto: 9615 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Los hijos

Queda claro, gracias a muchos versos en el Corán, que tener hijos se considera una bendición de Dios. Por lo tanto, Dios dice al nombrar algunas de sus bendiciones sobre la humanidad:

“Dios ha creado esposas de vuestra misma especie, de las cuales crea hijos y nietos. Os ha proveído de todo lo bueno y beneficioso…”. (Corán 16:72)

Así, uno descubre al profeta Zacarías orando a Dios para que le conceda hijos (Corán 3:38). Además, tener hijos es algo que se sabe muy querido para los padres. Dios dice:

“Los bienes y los hijos son parte de los encantos de la vida mundanal...”. (Corán 18:46)

Al mismo tiempo, sin embargo, cada padre debe darse cuenta de que tener hijos es una gran responsabilidad y prueba de Dios. Dios dice:

“Por cierto que vuestros bienes y vuestros hijos son una prueba [para evidenciar quién obedece al Creador y quién no], y Dios tiene reservada una recompensa grandiosa [para los piadosos]”. (Corán 64:15)

Dios también dice:

“¡Oh, creyentes! Protegeos a vosotros mismos y a vuestras familias del Fuego…”. (Corán 66:6)

El significado de este versículo fue reiterado por el Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Dios desciendan sobre él, cuando dijo:

“Todos ustedes son pastores y a todos se les preguntará sobre sus responsabilidades…El hombre es responsable de su hogar y se le preguntará sobre sus responsabilidades. A la esposa se le preguntará sobre la casa de su esposo y sus responsabilidades”[1].

Por lo tanto, el Islam inculca el agradecimiento al ser humano por estar bendecido con un hijo, pero al mismo tiempo hace que se dé cuenta de que este hijo es una gran responsabilidad. Los padres deben cuidarlo y criarlo de la mejor manera, tratando de protegerlo del Fuego del Infierno.

Los sabios musulmanes consideran que los derechos de los hijos aparecen mucho antes de ser concebidos, por medio de la elección de un/a esposo/a honrado/a y piadoso/a. Éste es el primer paso para brindar un hogar y ambiente buenos para los hijos. Cerca del nacimiento de los hijos, existen otras obligaciones importantes, como el dar un buen nombre al hijo y ofrecer un sacrificio en su nombre[2]. Además, los derechos más importantes del hijo incluyen lo siguiente:

1. Ser mantenido y sustentado de manera saludable,

2. ser educado en los principios de la religión;

3. ser tratado con piedad y compasión.

4. ser tratado igual que sus hermanos; y

5. tener un buen ejemplo de los padres.

Otros familiares

La familia incluye hermanos y otros familiares. El Islam no ha ignorado a ninguno de los familiares del individuo. En numerosos lugares en el Corán Dios enfatiza la importancia de tratar a los familiares de manera amable. Dios dice, por ejemplo:

“Adorad a Dios y no Le asociéis nada. Haced el bien a vuestros padres, a los parientes…”. (Corán 4:36)

Dios además habla sobre los gastos hacia la familia:

“Te preguntan [¡Oh Muhammad!] acerca de la caridad. Diles: Lo que deis, que sea para vuestros padres, parientes, huérfanos, pobres y viajeros insolventes. En verdad lo que hagáis de bien Dios lo sabe…”. (Corán 2:215)

Y Dios dice:

“La piedad no consiste en orientarse hacia el oriente o el occidente, sino que consiste en creer en Dios, el Día del Juicio, los ángeles, el Libro, los Profetas, hacer caridad, a pesar del apego que se tiene por los bienes, a los parientes, huérfanos, pobres, viajeros insolventes, mendigos y prisioneros…”. (Corán 2:177)

Se le pidió al Profeta Muhammad:

“Infórmame sobre una acción que me acercará al Paraíso y me alejará del fuego del Infierno”. Él respondió: “Adorar a Dios, y no asociar a ningún compañero con Él, establecer la oración, entregar el Zakat y mantener los lazos de familia”[3].

Mantener los lazos de familia se refiere a ser buenos con ellos de palabra, acción y proporcionarles ayuda material. Esto incluye las palabras amables, las visitas, la caridad y la generosidad. También abarca el alejar los males que puedan perjudicarlos y hacer lo mejor para que tengan felicidad.

El musulmán debe entender que mantener los lazos de familia es una obligación y no es simplemente un acto meritorio. En el Corán, Dios reconoce a los que…

“…no rompen los lazos familiares que Dios ordenó respetar, temen a su Señor y Su terrible castigo”. (Corán 13:21)

El Profeta dijo:

“Aquel que corta los lazos de familia no entrará al Paraíso”[4].

El Islam ha enfatizado cada tipo de lazo familiar posible. Ha brindado guía mostrando la importancia de los lazos con los padres, los hijos, las esposas, y otros familiares. Exhorta a todos los musulmanes a cumplir con estos lazos para recibir a cambio el placer divino. Además (aunque no está completamente enfatizado en esta corta ponencia), ha brindado leyes y regulaciones estrictas que permiten que un individuo se dé cuenta de la mejor manera de mantener los lazos apropiados con todos sus amigos y parientes.



Footnotes:

[1] Sahih Al-Bujari, Sahih Muslim.

[2] En este sacrificio, llamado aquiqah, se distribuye la carne entre los pobres, la propia familia, amigos y vecinos (IslamReligion).

[3] Sahih Al-Bujari, Sahih Muslim.

[4] Sahih Muslim.

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version