L'article / vidéo que vous avez demandée ne existe pas encore.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'article / vidéo que vous avez demandée ne existe pas encore.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

La igualdad de la mujer en la tradición occidental (parte 1 de 2)

Clasificación:   
Tamaño fuente:

Descripción: La evolución de la actitud occidental hacia la mujer: tradiciones grecorromana y judeocristiana.

  • Por IslamReligion.com
  • Publicado 27 Jun 2011
  • Última modificación 22 Jan 2012
  • Impreso: 116
  • Visto: 8053 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: 1 De 5
  • Clasificado por: 2
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

La actitud occidental hacia la mujer

La actitud occidental moderna hacia el género femenino es una reacción a una larga historia de subyugación, enraizada principalmente en tradiciones judeocristianas. Quizás más exactamente, uno pueda asegurar que las actitudes modernas surgieron en las filosofías posteriores a la reforma, ideas que aparecieron durante la “era de la Ilustración”. En contraste a esto, está la visión del mundo islámico, que encuentra sus bases en las enseñanzas halladas en la revelación dada por Dios al Profeta Muhammad. De acuerdo con los musulmanes, la opinión expuesta por el Islam puede ser utilizada por la humanidad durante todas las eras y épocas, su relevancia y beneficios no están restringidos a un período específico de la historia, área geográfica o civilización. El asunto de la mujer es sólo uno de los temas de discordia entre las visiones de estos dos mundos, la visión del humanismo secular liberal y la del Islam. ¿Qué es, después de todo, la posición y el estatus de la mujer? ¿Podemos decir que la mujer disfruta de un estatus más alto en una cultura y está oprimida en otra?

El Occidente se enorgullece de ser campeón respecto a los derechos de la mujer, y se considera a sí mismo protector de las mujeres en todo el mundo. Los pensadores occidentales son de la posición de que la mujer en Occidente está recibiendo progresivamente más y más derechos, mientras que las mujeres musulmanas siguen siendo reprimidas por una religión medieval.

Los musulmanes creen, sin embargo, que en realidad la ética islámica provee verdaderas libertades tanto para hombres como para mujeres, y que Occidente promete una libertad que en realidad no existe, y que no es más que una forma moderna de esclavitud empaquetada en palabras plásticas.

Revisemos históricamente cómo las mujeres fueron consideradas y dónde se encontraban en la pirámide de la tradición occidental. El Occidente se ve a sí mismo como heredero intelectual de la tradición grecorromana, y mucho del  pensamiento occidental puede rastrearse hasta los escritos de los primeros filósofos griegos, como Aristóteles y Platón. Leyendo sus obras, uno verá que su imagen de la mujer no fue muy favorable. Platón mostró su desdén por ciertos hombres, comparándolos con mujeres. Bertrand Russell escribió una vez: “Aristóteles sostenía que las mujeres tienen menos dientes que los hombres, nunca se le ocurrió confirmar esta afirmación examinando las bocas de sus esposas”[1].  Aristóteles habló de la inferioridad de las mujeres respecto a los hombres por el hecho de que las mujeres son esencialmente cuerpos sin alma y, por lo tanto, están en necesidad de la dirección de las almas de los hombres[2].

La Iglesia adoptó muchas de las filosofías grecorromanas sobre las mujeres[3].  Las mujeres fueron condenadas a soportar el dolor del parto por su pecado de incitar a Adán a comer la fruta prohibida (Génesis 2:4-3:24). Las mujeres eran vistas como la fuente del pecado y del mal en los seres humanos, y como herederas de la culpa y la astucia de la Eva bíblica. La Biblia dice:

“Y he hallado más amarga que la muerte a la mujer cuyo corazón es lazos y redes, y sus manos ligaduras. El que agrada a Dios escapará de ella; mas el pecador quedará en ella preso. He aquí que esto he hallado, dice el Predicador, pesando las cosas una por una para hallar la razón; lo que aún busca mi alma, y no lo encuentra: un hombre entre mil he hallado, pero mujer entre todas éstas nunca hallé”. (Eclesiastés 7:26-28)

“Cualquier maldad es poca, comparada con la de la mujer; ese será el castigo para el pecador... Por una mujer comenzó el pecado, y por ella todos morimos”. (Eclesiástico 25:19, 24)

Los rabinos judíos listan nueve maldiciones infligidas a las mujeres como consecuencia de “la caída”:

“A la mujer Le dio nueve maldiciones y la muerte: la carga de la sangre de la menstruación y de la sangre de la virginidad, la carga del embarazo, la carga del parto, la carga de la educación de los hijos, su cabeza está cubierta como una de luto, se perfora la oreja como un esclavo permanente o una esclava que sirve a su amo, que no se le deba creer en calidad de testigo, y después de todo, la muerte”[4].

Hasta el día de hoy, los hombres judíos ortodoxos recitan en sus oraciones matutinas diarias: “Bendito sea Dios, Rey del universo, porque no me hizo mujer”.

Las mujeres, por otro lado, agradecen a Dios cada mañana por: “Hacerme según Su voluntad”[5].



Footnotes:

[1] Impacto de la Ciencia en la Sociedad (1952), cap. 1, por Bertrand Russell, escritor, matemático y filósofo británico (1872 - 1970).

[2] Engendrando Orígenes: Lecturas Críticas Feministas de Platón y Aristóteles, por Bat-Ami Bar On; Universidad Estatal de Nueva York, 1994, p. 106.

[3] Para más detalles, por favor remítase a Mujeres en el Islam vs. Mujeres en la Tradición Judeocristiana: El Mito y la Realidad, por Dr. Sherif Abdel Azim. Muchas de las citas siguientes son tomadas de este libro.

[4] Leonard J. Swidler, Women in Judaism: The Status of Women in Formative Judaism (Metuchen, N.J: Scarecrow Press, 1976) p. 115.

[5] Thena Kendath, Memorias de un Joven Ortodoxo, en Susannah Heschel, ed. Ser una Judía Feminista (New York: Schocken Books, 1983), pp. 96-97.

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version