O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

El bahaísmo (parte 2 de 2): Su doctrina

Clasificación:   
Tamaño fuente:

Descripción: Una breve reseña de algunas de las creencias de la fe bahaí que contradicen las creencias básicas del Islam, así como algunas de las contradicciones encontradas en sus enseñanzas esenciales.

  • Por IslamReligion.com
  • Publicado 29 Mar 2010
  • Última modificación 29 Mar 2010
  • Impreso: 232
  • Visto: 33220 (promedio diario: 10)
  • Clasificación: 5 De 5
  • Clasificado por: 1
  • Enviado por email: 1
  • Comentado: 0

Como mencionamos previamente, los bahaís siguen las enseñanzas de Mirza Husain ‘Ali Nuri (1817 - 1892) que adoptó el título de Baha’ullah (Esplendor de Dios). Opuestos a los musulmanes, que creemos que el Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) fue el último Profeta enviado por Dios a la humanidad, Baha’ullah creía que él mismo era el profeta vaticinado por Sayid ‘Ali Muhammad Shirazí, el fundador del movimiento Babi. Baha’ullah contradijo la fe islámica, la cual enseña que Abraham, Moisés y Jesús fueron profetas humanos y no encarnaciones de la divinidad. En lugar de esto, Baha’ullah enseñó que Dios se manifestó a través de la forma de muchos profetas y líderes religiosos, tales como Abraham, Moisés, Zoroastro, Buda, Jesús, Muhammad, el “Bab” y Baha’ullah mismo. Según sus creencias, Baha’ullah no es la última y definitiva manifestación de Dios, sino que vendrán otros profetas, pero sólo hasta después de 1 000 años.

Esta creencia se opone a uno de los aspectos fundamentales de la Ley Islámica, que es la distinción que se hace entre Dios, de naturaleza trascendente e incomparable, y Su creación, de naturaleza temporal y diversa. El Islam cree firmemente que Dios está separado y distinguido de Su creación, y que Él nunca adoptó ni adoptará la forma de ninguna de Sus criaturas, ni siquiera de un ser humano. Los profetas que Él envió a la humanidad fueron completamente humanos, fueron elegidos para entregar Su mensaje a la humanidad. Toda adoración es debida solamente a Dios, y no a sus criaturas ni a nada presente en la creación. Parte importante de esta fe es creer que Muhammad fue el último Profeta de Dios para la humanidad, y el Islam es el último Mensaje de Dios para la humanidad, y ningún otro Mensajero llegará hasta el Día del Juicio. Estos dos principios forman la base fundamental de la fe islámica, el primer pilar del Islam, que claramente contradice la fe bahai.

No hay ritos de iniciación, sacerdocio ni sacramentos en la religión Bahai. De cualquier forma, los bahaís tienen ciertos deberes, y están obligados a rezar cada día, aunque su oración difiere de la practicada por los musulmanes; también se les pide que se reúnan en el primer día de cada mes bahai para una celebración; que ayunen desde la aurora hasta la puesta del sol durante el mes de ‘Ala (mientras los musulmanes ayunan en Ramadán); evitar las drogas y el alcohol, no participar en partidos políticos, y observar ciertos días sagrados, tales como el nacimiento de Baha’ullah y el martirio del “Bab” Shirazí. Pone un énfasis particular en la unidad de la humanidad y en la igualdad absoluta del hombre y la mujer, y los bahaís se ven a sí mismos trabajando por el establecimiento de un gobierno mundial que erradicará los extremos de la riqueza y la pobreza.

El único texto sagrado en el Islam es el Corán, pero los bahaís adoptaron las escrituras de Baha’ullah como sagradas también. Los más importantes de estos escritos son: El Libro Más Sagrado, El Libro de la Certeza, Las Palabras Ocultas, Los Siete Valles y los Cuatro Valles, y Epístola al Hijo del Lobo.

Declaraciones de Baha’ullah

Baha’ullah afirmó ser Dios. Las siguientes son algunas de sus declaraciones:

“No hay más Divinidad que Yo, el Honrado, el Sabio”[1].

“Tomen lo que las Antiguas Manos les dan”[2].

“No hay Dios excepto Yo, el Asegurador, el Regulador. Ciertamente Nosotros hemos enviado a los profetas y revelado los libros”[3].

“El Dios de la eternidad está en prisión”[4].

“Cualquier otra cosa que no sea Yo fue creada por Mi orden”[5].

“Yo soy la Rama Más Grande (‘Abdul-Baha), sin ningún otro compañero”[6].

“Nosotros, los bahaís, somos ciertamente la belleza eterna”[7].

“Sin duda Yo soy Dios. No hay Divinidad excepto yo, el Señor de todas las cosas. Cualquier otra cosa además de Mí es Mi creación; por lo tanto, oh creación Mía, adórame”[8].

Los doce principios

Los bahaís se enorgullecen de poseer los doce principios o doce enseñanzas que ellos promulgaron. Los voceros bahaís se enfocan enfáticamente en estos principios, considerando que son lo mejor que puede encontrarse en cualquier religión. Siete de los doce Principios redundan acerca de la unidad. Ellos son:

1. Unidad en el reino político.

2. Unidad en los asuntos mundanos.

3. Unidad en la libertad.

4. Unidad en la religión.

5. Unidad en la nación.

6. Unidad en el idioma.

7. Unidad en la genealogía.

Sin embargo, la historia y la doctrina Bahai contradice estos principios. Los bahaís asesinaron a Muhammad Ibrahim, arrojándolo en el río Tigris, por no creer en la llamada de Baha’ullah[9]. Intentaron asesinar a Nasruddín Shah, el rey de Irán. Baha’ullah asesinó a 130 personas en una noche y se apropió de sus pertenencias[10]. Baha’ullah maltrató a su hermano Subhi Azal, y ‘Abd al-Baha trató aún peor a su hermano Muhammad ‘Ali. Irónicamente, entre los bahaís mismos hay al menos dos divisiones mayores que disputan la una con la otra: la tercera generación de bahaís y los bahaís ortodoxos. Últimamente, los bahaís han anunciado oficialmente el alfabeto de un nuevo idioma que ellos han inventado para cada persona del mundo.

Enseñanzas contradictorias

Hay varias ideas contradictorias predicadas por los bahaís encontradas anteriormente en el culto Babi, las cuales no tienen base alguna en el Islam:

“¡Babis! Dios ha hecho obligatoria la guerra para ustedes. Capturen ciudades y a la gente para el babismo”[11].

“No dejen que aquellos que no creen en el Baián permanezcan en la Tierra”[12].

“Arrebaten las riquezas de aquellos que no creen en el Baián”[13].

“¡Detractores del Bab! Aún si ustedes tomaran mil baños en un día, quedarían impuros”[14].

“Cualquier cosa perteneciente a los no babis se purifica cuando pasa a pertenecer a los babis”[15].

En resumen, los bahaís difieren de los musulmanes en las más fundamentales creencias y prácticas islámicas. Sus líderes han hecho declaraciones extraordinarias atribuyéndose la divinidad, similares a otros cultos religiosos. Aunque parecen predicar la paz y la unidad, su historia ha estado manchada de brutalidad y violencia. Su historia y sus enseñanzas originales también contradicen su concepto de un mundo pacífico y de la igualdad de género.



Footnotes:

[1] Kitabe Aqdas, página 42.

[2] Kitabe Aqdas, página 96.

[3] Kitabe Aqdas, página 58.

[4] Iqtedarat, página 36.

[5] Kitabe Mobin.

[6] Behjatus Sudur.

[7] Behjatus Sudur, página 217.

[8] Tajalliyate Baha, Tajalli 4.

[9] El libro de Haji Maftun, página 23.

[10] Nuktatul Qaf, página 161.

[11] Baian capítulo 1.

[12] Baian capítulo 1.

[13] Baian capítulo Árabe 5.

[14] Baian capítulo 2.

[15] Baian capítulo 4.

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version