The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

El viaje al más allá (parte 4 de 8): El creyente en el paraíso

Clasificación:   
Tamaño fuente:

Descripción: De cómo los creyentes disfrutarán las delicias del paraíso.

  • Por IslamReligion.com (co-author Abdurrahman Mahdi)
  • Publicado 11 May 2008
  • Última modificación 22 Jun 2010
  • Impreso: 508
  • Visto: 24101 (promedio diario: 6)
  • Clasificación: 5 De 5
  • Clasificado por: 4
  • Enviado por email: 1
  • Comentado: 0

El Paraíso

A los creyentes se les abrirán las ocho grandes puertas del paraíso, entonces serán recibidos por los ángeles y recibirán felicitaciones por haber pasado exitosamente su juicio y haberse salvado del fuego infernal.

“Pero quienes temieron a su Señor, serán conducidos al paraíso en tropeles, y cuando lleguen a él, serán abiertas sus puertas, y sus ángeles guardianes les dirán: ustedes están a salvo, pues fuisteis correctos.  Ingresad a él, pues allí viviréis eternamente.” (Corán 39:74)

« ¡Oh, alma que estas en paz con tu Señor! Vuelve a la vera de tu Señor complacida y satisfecha. » (Corán 89:27-28)

Los mejores musulmanes entrarán al paraíso primero, y de entre ellos los más piadosos ascenderán a las posiciones más elevadas[1].

« En cambio, quien se presente ante su Señor creyendo en Él, y habiendo obrado correctamente, tendrá los más altos grados. » (Corán 20:75)

« Y los aventajados ¡Estos serán los primeros!  Y serán los que morarán más próximos a Dios, en los jardines de las delicias. » (Corán 56:10-12)

La descripción coránica del paraíso nos da una visión precisa de cuan esplendoroso será este lugar.  Un lugar increíble donde serán satisfechos todos los deseos y colmados los sentidos de placeres más allá de nuestra imaginación.

Dios describe el paraíso como un lugar donde el suelo huele a almizcle[2]  , la tierra será de azafrán[3], los ladrillos de plata y oro, y las piedras serán perlas y rubíes.

Por los jardines del paraíso fluirán ríos de agua pura, leche, miel clara y vino exquisito que no embriagará ni producirá malestar alguno.  Todo estará iluminado agradablemente, y habrá flores de deliciosas fragancias.

Habrá palacios altos, grandes mansiones, vides, palmeras colmadas de dátiles maduros, todo tipo de árboles cargados de deliciosas frutas exóticas al alcance de la mano.  Lotos y acacias de oro[4], que saciarán todos los deseos posibles.

« … serán servidos en fuentes y copas de oro; y habrá allí cuanto las almas deseen y  sea deleite para los ojos.  Y allí permaneceréis. » (Corán 43:71)

Cada creyente tendrá esposas puras y hermosas, ropas exquisitas, inimaginables en este mundo.

« Y ningún ser humano puede imaginar la alegría reservada a todos ellos  en recompensa por lo que hicieron. » (Corán 32:17)

Además de todos los placeres físicos del paraíso, sus moradores gozarán de un inmenso bienestar espiritual y psíquico, tal como dijo el Profeta:

« Quien entre al paraíso vivirá en la alegría, nunca sentirá aflicción, sus ropas no se desgastarán y su juventud será eterna, la gente oirá las palabras de Dios El Altísimo: Yo les garantizo que seréis eternamente saludables, nunca estaréis tristes ni envejeceréis jamás.  Seréis siempre felices y no sentiréis tristeza alguna. » (Sahih Muslim)

Por último, los moradores del paraíso serán honrados con la contemplación de Dios mismo, no hay para el creyente mayor alegría que contemplar a su Señor.

« Ese Día algunos rostros brillarán de felicidad, contemplando a su Sustentador. » (Corán 75:22-23)

Este es el paraíso, destino de los creyentes rectos, quiera Dios permitirnos ingresar en él.



Footnotes:

[1] Sahih al-Yami.

[2] Sahih Muslim

[3] Mishkat

[4] Sahih al-Jami

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version