O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

¿Quién practica la poligamia? (parte 1 of 2)

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: La poligamia en el Islam en comparación con otras religiones y con la sociedad moderna. Parte 1: Poligamia en la historia y en la sociedad occidental moderna.

  • Por Mary Ali (editado por IslamReligion.com)
  • Publicado 10 Oct 2011
  • Última modificación 10 Oct 2011
  • Impreso: 124
  • Visto: 19677 (promedio diario: 7)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

La poligamia ha sido practicada por la humanidad durante miles de años. Muchos de los antiguos israelitas eran polígamos, y algunos tuvieron cientos de esposas. Se dice que el rey Salomón llegó a tener 700 esposas y 200 concubinas. Su padre, David, tuvo 99; y Jacobo, de quien descienden las tribus de Israel, tuvo cuatro[1]. Algunos hombres sabios judíos han aconsejado que ningún hombre debe casarse con más de cuatro esposas.

Ninguna de las primeras sociedades puso restricciones al número de esposas ni puso condición alguna sobre la forma en que debían ser tratadas. Tan recientemente como en el siglo XVII, la poligamia era practicada y aceptada por algunas sectas de la Iglesia Cristiana. Los mormones (Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) han permitido y practicado la poligamia en los Estados Unidos, incluso hoy en día.

La monogamia fue introducida en el cristianismo en la época de Pablo, cuando se llevaron a cabo muchas revisiones en las doctrinas cristianas. Esto se hizo para que la Iglesia se adaptara a la cultura grecorromana dominante, en la que los hombres eran monógamos pero tenían muchas esclavas a quienes utilizaban libremente: En otras palabras, ellos también practicaban una forma de poligamia sin restricciones[2].

Los primeros cristianos inventaron ideas de que las mujeres estaban “llenas de pecado” y el hombre estaba en mejor situación si “nunca se casaba”. Dado que esto sería el fin de la humanidad si se pusiera en práctica, esta misma gente cedió y dijo “cásense con sólo una”.

Es frecuente que en la sociedad estadounidense, cuando las relaciones se ponen tensas, el marido simplemente abandone a la esposa. Entonces puede cohabitar con una prostituta o con otra mujer inmoral, sin pasar por el ritual de la legalización del matrimonio. Las mujeres en ocasiones se comportan de igual manera, abandonan a sus esposos y luego viven con un nuevo compañero en una relación inmoral. Más común, sin embargo, es la práctica de la inmoral “unión libre” premarital, para poder probar muchas parejas antes de decidirse a casarse con una.

Hoy día hay tres clases de poligamia practicada en las sociedades occidentales:

(1)  Poligamia serial, es decir, matrimonio, divorcio, matrimonio, divorcio, matrimonio, divorcio, y así sucesivamente muchas veces más.

(2)  Un hombre se casa con una mujer, pero tiene y mantiene a una o más amantes.

(3)  Un hombre soltero tiene varias amantes.

El Islam tolera pero desalienta la primera y prohíbe las otras dos.

Las guerras pueden provocar que el número de mujeres exceda por mucho al número de hombres. En una sociedad monógama estas mujeres, al quedarse sin marido o apoyo, llegan a recurrir a la prostitución, las relaciones ilegales con hombres casados, dando como resultado hijos ilegítimos por quienes no responde el padre, o viven una soltería o viudez solitaria.

Algunos hombres en Occidente toman la posición de que la monogamia protege los derechos de la mujer. ¿Pero estos hombres se preocupan en realidad por los derechos de la mujer? La sociedad tiene muchas prácticas que explotan y reprimen a las mujeres, y esto es lo que ha llevado a la formación de los movimientos de liberación femenina, desde las sufragistas de principios del siglo XX a las feministas de hoy, y que todavía llevan a estos movimientos a continuar sus campañas para obtener un trato igualitario en la sociedad, así como ante la ley.

La verdad del asunto es que la monogamia protege al hombre, permitiéndole “jugar por ahí” sin responsabilidad. El fácil control de la natalidad y los abortos legales accesibles han abierto la puerta para el sexo ilícito con mujeres, y ellas han sido atraídas por la llamada “revolución sexual”. Pero ellas siguen siendo las que sufren los traumas del aborto y los efectos colaterales de los métodos de planificación.

Haciendo a un lado las plagas de las enfermedades venéreas, herpes y SIDA, los hombres continúan disfrutando sin preocupaciones. Los hombres son los protegidos por la monogamia, mientras las mujeres siguen siendo víctimas de los deseos de los hombres. La poligamia es todo lo opuesto a la sociedad dominada por los hombres, ya que obliga a los hombres a encarar sus responsabilidades y su fidelidad. Ella los obliga a tomar responsabilidad por sus inclinaciones polígamas, y a proteger y mantener a las mujeres e hijos.



Footnotes:

[1] Para una lista detallada de figuras bíblicas que practicaron la poligamia, visite http://www.biblicalpolygamy.com.

[2] “Los únicos pueblos importantes de la antigüedad que mostraron poco o ningún rastro de ella (la poligamia) fueron los griegos y los romanos. Sin embargo, el concubinato, que puede ser considerado como una forma suprema de poligamia, o al menos como lo más parecido a la monogamia, fue reconocido por las costumbres e incluso por la ley de estas dos naciones”.  (Enciclopedia Católica: http://www.newadvent.org/cathen/09693a.htm)

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version