Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

La Kaba – la Casa Sagrada de Dios

Clasificación:   
Tamaño fuente:
  • Por Aisha Stacey (© 2012 IslamReligion.com)
  • Publicado 13 Aug 2012
  • Última modificación 14 Oct 2013
  • Impreso: 127
  • Visto: 16934 (promedio diario: 6)
  • Clasificación: 5 De 5
  • Clasificado por: 3
  • Enviado por email: 2
  • Comentado: 0

La Kaba[1]  es la Casa sagrada de Dios situada en el centro de la Mezquita Sagrada en la ciudad de La Meca, en Arabia Saudí. El edificio negro en forma de cubo es familiar a gentes de todos los credos debido a las imágenes provenientes de Arabia Saudí todos los años en la época de la peregrinación. Normalmente cuando la gente ve estas imágenes, enfocan su atención en la caja negra que es circunvalada por cientos o miles de fieles. Esta caja es la Kaba.

“Al-lah ha hecho de la Kaba una Casa Sagrada, un lugar de adoración para los hombres...”. (Corán 5:97)

La Kaba es el lugar más sagrado en el Islam, es la quibla, la dirección hacia la que los musulmanes se orientan durante la oración. Se le denomina Kaba debido a su forma, pues “cubo en árabe es kab.  A veces la Kaba es llamada Al Bait Al Atiq, o la casa liberada, el Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, dijo que este nombre fue utilizado debido a que Dios ha protegido la Kaba de caer bajo el dominio de los tiranos[2].

La Kaba está hecha de granito proveniente de las colinas cercanas a La Meca, se eleva 15 metros (49 pies), y sus lados miden 10.5 m (34 pies) por 12 m (39 pies). Hoy día la Kaba está cubierta por un paño de seda negra decorado con bordados dorados en caligrafía, conocido como kiswah.

El lado suroeste de la Kaba es una pared semicircular que representa el límite o Al Hatim. La entrada a la Kaba se logra a través de una puerta a 2.13 metros del nivel del suelo, en la pared nororiental. Por dentro, el piso está hecho de mármol y las paredes están revestidas con mármol hasta el punto medio entre el piso y el techo.

Gracias a las tradiciones del Profeta Muhammad sabemos que su amada esposa Aisha le preguntó por la pared y la puerta. Ella dijo: “Le pregunté al Mensajero de Dios sobre la pared y si era parte de la casa [la Kaba]. Él dijo: ‘Sí’. Le pregunté: ‘¿Entonces por qué no está incorporada a la casa?’ Él dijo: ‘Tu pueblo se quedó sin dinero (para la construcción)’. Le pregunté: ‘¿Y qué de la puerta? ¿Por qué está tan por encima del nivel del suelo?’ Él dijo: ‘Tu gente la hizo así para poder dejar pasar a quienes quisieran y dejar afuera a quienes quisieran. Si no fuera por el hecho de que tu gente aún es nueva en [en el Islam] y demasiado cercana a su época de ignorancia, me gustaría incorporar la pared dentro de la casa y bajar la puerta a nivel del suelo’”[3].

Hay versículos del Corán escritos en tablas incrustadas en el mármol y la parte superior de la pared está revestida con tela verde decorada con versículos bordados con hilos dorados. Las lámparas cuelgan de una viga transversal, también hay una mesa pequeña para los quemadores de incienso. Los cuidadores perfuman el mármol con aceite perfumado, el mismo aceite utilizado para ungir la Piedra Negra del exterior.

La Piedra Negra, una antigua piedra sagrada, está incrustada en la esquina oriental de la Kaba, a metro y medio por encima del suelo. El Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, dijo: “La piedra negra descendió del Paraíso y era más blanca que la leche, pero los pecados de los hijos de Adán la volvieron negra”[4].

Los eruditos del Islam han diferido sobre quién construyó la Kaba. Algunos dicen que fueron los ángeles. Otros que el padre de la humanidad, Adán, construyó la Kaba, pero durante muchos siglos se deterioró y se perdió en las brumas del tiempo, para ser reconstruida por el profeta Abraham y su hijo Ismael. Todos concuerdan en que la Kaba fue construida o reconstruida por el profeta Abraham.

“Y cuando Abraham e Ismael levantaron los cimientos de La Casa dijeron: ¡Oh, Señor! Acepta nuestra obra, Tú eres Omnioyente, Omnisciente”. (Corán 2:127)

Desde entonces, la Kaba ha sido reconstruida varias veces. Por los amalecitas, la tribu de Jurham, Qusayi ibn Kilab, la tribu de Quraish y muchas veces después de la llegada del Islam. Poco antes que comenzara la misión del profeta Muhammad, la Kaba fue construida de piedra, sin argamasa y no mucho más alta que la altura de un hombre, la gente había robado el tesoro de la Kaba y los Quraish decidieron reconstruirla y añadirle un techo.

Cada tribu recolectó materiales de construcción y trabajaron de manera cooperativa hasta que llegó el momento de colocar la piedra negra. Debido al prestigio relacionado con la colocación de la piedra, se formó una disputa. Abu Umaiah ibn al Muguirah, uno de los hombres de mayor rango, dijo: “¡Oh, Quraish, lleguemos a un acuerdo sobre lo que está en disputa! Dejemos que el primer hombre en entrar por la puerta decida este asunto”.

El primer hombre fue Muhammad, que en ese entonces era conocido como Al Amin (el digno de confianza). Él sugirió que llevaran la piedra hasta su lugar sobre una manta, sosteniendo cada tribu una esquina, de modo que el prestigio fuera distribuido equitativamente. La piedra negra llegó de esta forma hasta la Kaba y Muhammad la puso entonces en su lugar. Finalmente, es importante entender que los musulmanes no adoran a la Kaba ni a sus alrededores, es sólo la qibla, la dirección hacia la que los musulmanes se orientan al rezar; por lo tanto, funciona sólo como un punto focal.



Footnotes:

[1] Adaptado de Mubarakpuri, S. 2002, Historia de La MecaDarussalam, Riyadh y http://www.sacred-destinations.com/saudi-arabia/mecca-kaba.

[2] At-Tirmidhi.

[3] Sahih Muslim.

[4] Ibíd.

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version