Der Artikel / Video anzubieten existiert noch nicht.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Der Artikel / Video anzubieten existiert noch nicht.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

La rectitud y el pecado (parte 2 de 2): El pecado y la conciencia humana

Clasificación:   
Tamaño fuente:

Descripción: Aferrarse a la rectitud y evitar el pecado no se trata sólo acerca de adorar a Un Dios sin copartícipe a través de rituales convencionales. Va más allá, pues está relacionada con la propia moral y el comportamiento adecuado, tener cuidado de la conciencia propia y buscar con el corazón. Parte 2: El pecado es lo que molesta a la conciencia y es vergonzoso para el corazón recto.

  • Por IslamReligion.com
  • Publicado 30 Nov 2009
  • Última modificación 30 Nov 2009
  • Impreso: 396
  • Visto: 10979 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: 5 De 5
  • Clasificado por: 5
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

En la segunda parte de esta narración, el profeta mencionó otra manifestación del pecado: que el pecado es aquello que molesta a la conciencia de una persona piadosa, y que generalmente ocultaría de las personas. Una lista de acciones vienen a la mente cuando escuchamos esas palabras.

Dios inspiró en el alma de toda persona la habilidad, aunque limitada, de reconocer el error.

“Y le enseñó el camino del bien y del mal”. (Corán 91:8)

Mientras las persona busquen la rectitud, sabrán por medio de su conciencia cuando hayan cometido algo malo, a pesar de que puedan encontrar numerosas formas para excusarse a sí mismos por lo que están haciendo. No les gustaría que alguien se enterase acerca de aquellas cosas, pues están avergonzados de ello; su religión está enriquecida con timidez, vergüenza y pudor. El Profeta dijo:

“La vergüenza y el pudor pertenecen a la perfección de la fe”. (Sahih Al-Bujari)

La vergüenza es algo que puede impedir que una persona cometa el mal. El Profeta dijo:

“Si no tienes vergüenza, haz lo que te plazca”. (Sahih Al-Bujari)

La vergüenza, siendo y el nivel el tener vergüenza en frente de Dios por cometer pecados, es un factor clave para evitar el pecado, y este estándar también puede ser usado para juzgar si un acto es o no un pecado.

Estos sentimientos de conciencia y vergüenza son una consecuencia natural de la creencia y fe verdaderas, y esto es lo que la religión del Islam busca crear en el individuo, una conciencia islámica que guíe a los humanos a través de sus vidas.

Esta conciencia interior es lo que señala el estado del corazón de un individuo, ya sea que esté vivo buscando la verdad, o muerto, lleno de deseo por esta vida mundana. La falta de religiosidad y la indulgencia en el pecado causa que una persona pierda su propia conciencia, al punto que ya no pueda ser usada como una fuente de guía.

“Pero sus corazones se endurecieron y el demonio les embelleció lo que hacían”. (Corán 6:43)

“¿Acaso [los incrédulos] no transitan por la Tierra, y no tienen intelecto para reflexionar ni oídos [que escuchen lo sucedido a los pueblos que les precedieron]? No son sus ojos los que se enceguecen sino los corazones dentro de sus pechos”. (Corán 22:46)

El corazón puede ser usado como una guía, en conjunto con el intelecto y la revelación, con el fin de hacer más fácil la búsqueda de la verdad. El corazón de alguien que está buscando la verdad es de hecho un corazón que está vivo, para eso es esta vida, y anhelando las cosas que hacen que la busque. Este tipo de persona nunca encontrará la paz para su corazón en ninguna otra religión, excepto en la religión que Dios ordenó para la humanidad; en tanto que su ansiedad por la verdad exista, su conciencia continuará molestándola hasta que encuentren la verdadera religión de Dios. De hecho, si la persona es sincera, Dios la guiará hacia la verdad:

“Y a quienes siguen la guía, Él les incrementará su fe y les facilitará obrar piadosamente”. (Corán 47:17)

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version