L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Jesús en el Islam (parte 2 de 3)

Clasificación:   
Tamaño fuente:

Descripción: Este es el segundo artículo en el cual hablaremos de Jesús desde el punto de vista islámico, ahora expondremos sobre su misión y su supuesta “divinidad”.

  • Por M. Abdulsalam (IslamReligion.com)
  • Publicado 19 May 2008
  • Última modificación 03 Jun 2008
  • Impreso: 618
  • Visto: 31132 (promedio diario: 7)
  • Clasificación: 3.7 De 5
  • Clasificado por: 6
  • Enviado por email: 4
  • Comentado: 0

Su supuesta “divinidad”

Los musulmanes creemos que Dios es Uno, Único, y que está por encima de las limitaciones humanas, Él está muy por encima de los deseos y las necesidades humanas.

Él no tiene semejantes ni socios en Su Divinidad, es completamente diferente de Su creación, y toda adoración se le debe dirigir únicamente a Él, sin intermediarios.

Esto lo enseñaron todos los Mensajeros de Dios (La paz sea con ellos) incluyendo Jesús.

Jesús nunca proclamó su divinidad ni enseñó que debía ser adorado.

Jesús nunca se proclamo “hijo” de Dios, ni habló de “trinidad”, él enseñó que era un Mensajero de Dios, enviado a los judíos para que adoren Dios, Uno y Único.

La mayoría de los versículos del Corán que hablan de Jesús, señalan este aspecto.

Esto prueba que el hecho de que se lo adore, es resultado de las mentiras que inventaron sobre su personalidad.

Con total claridad Jesús enseñó que no era él sino Dios quien debía ser adorado, Jesús enseñaba con parábolas, que explicaban que él era de naturaleza humana y mortal, y no era hijo de Dios, ni una divinidad.

Dios dice en el Corán, sobre Jesús:

“Son incrédulos los que dicen: Dios es el Mesías, el hijo de Maria.  El mismo Mesías dijo: ¡Oh hijos de Israel!  Adorad a Dios pues Él es vuestro Señor y el mío, y quien atribuya copartícipes a Dios, Él le vedará el paraíso, y su morada será el infierno.  Los inicuos jamás tendrán auxiliadores.” (Corán 5:72)

Dios dice en referencia a la creencia de que Jesús es parte de una trinidad:

“Son incrédulos quienes dicen: Dios es parte de una trinidad.  No hay más que Una sola Divinidad, y si no desisten de lo que dicen, un castigo doloroso azotará a quienes (por decir esto) han caído en la incredulidad.  ¿Acaso no van a arrepentirse y pedir perdón a Dios?  Dios es Absolvedor, Misericordioso.

El Mesías hijo de María es sólo un Mensajero, igual que los otros Mensajeros que le precedieron, y su Madre fue una fiel y veraz creyente.  Ambos comían alimentos  (cómo el resto de la humanidad).  Observa cómo les explicamos las evidencias y observa cómo (a pesar de esto) se desvían.” (Corán 5:73-75)

También dice Dios en el Corán:

“¡Oh, gente de las escrituras! (Judíos y cristianos) no os extralimitéis en vuestra religión, no digáis acerca de Dios sino la verdad, Ciertamente el Mesías, Jesús hijo de María, es el Mensajero de Dios y Su palabra que depositó en María, y un espíritu que proviene de Él.  Creed pues, en Dios y en sus Mensajeros, No digáis que es una trinidad, desistid, pues es lo mejor para vosotros.  Por cierto Dios es la única Divinidad, ¡Glorificado sea!  Es inadmisible que tenga un hijo.

A Él pertenece cuanto hay en los cielos y la tierra.

Dios es suficiente como protector.” (Corán 4:171)

Dios mismo denuncia las creencias que son contrarias a su verdadera esencia:

“Dicen: El Clemente tuvo un hijo.  Por cierto que han dicho algo terrible.  Los cielos estuvieron a punto de hundirse, la tierra de abrirse y las montañas de derrumbarse (por la blasfemia que profirieron).

Porque le atribuyeron un hijo al Clemente.  No es propio del Clemente tener un hijo.  Todos los que habitan los cielos y la tierra se presentarán sumisos ante el Clemente.” (Corán 19:88-93)

Su misión

Como dijimos antes, el Corán afirma que Jesús fue un Profeta, de naturaleza totalmente humana.  Los Profetas (La paz sea con todos ellos) son lo mejor de la creación.

Los Profetas son los elegidos de Dios para trasmitir su Mensaje, y no deben ser adorados.  Jesús no es diferente de los demás Profetas al respecto.

A lo largo del Corán, Jesús es presentado como un Mensajero de Dios, enviado a los judíos para que retornaran al Mensaje de Moisés.

“Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: ¡Oh, hijos de Israel!  Yo soy el Mensajero de Dios, enviado a vosotros para corroborar la Toráh.” (Corán 61:6)

Jesús es el último de los Profetas judíos, vivió de acuerdo a la ley de Moisés, y ordenó a sus seguidores hacer lo mismo.  En Mateo 5:17-18, Jesús dice:

“Yo no he venido a abolir la ley de los Profetas, sino a confirmarla.”

Él y su Mensaje, no eran diferentes a los demás profetas elegidos de Dios, que llamaron a la gente a adorar únicamente a Dios y obedecer sus mandatos.

A pesar de que su misión se evidenció apoyada por numerosos milagros, desde su nacimiento y durante toda su vida, aún así, la mayoría de los judíos lo rechazaron.

Jesús no sólo afirmó el mensaje de los Profetas que lo precedieron, sino que anunció la llegada del último Profeta, Dios dice:

“Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: ¡Oh hijos de Israel!  Yo soy el Mensajero de Allah, enviado a vosotros para corroborar la Torá y anunciar a el Mensajero que vendrá después de mí llamado Áhmad (éste es uno de los nombres de Muhámmad) Pero cuando se les presentó con las evidencias, dijeron ¡esto es magia evidente!” (Corán 61:6)

Esto también aparece en los evangelios, leemos en Juan 14:16-17:

« Yo rogaré al Padre y les dará otro Protector que permanecerá siempre con ustedes, el Espíritu de Verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no lo ve ni lo conoce.  Pero ustedes lo conocen, porque está con ustedes y permanecerá en ustedes. »

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version