L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Historia del Corán (parte 1 de 4): La Revelación final de Dios

Clasificación:   
Tamaño fuente:
  • Por Aisha Stacey (© 2012 IslamReligion.com)
  • Publicado 23 Jul 2012
  • Última modificación 29 Jul 2012
  • Impreso: 179
  • Visto: 44222 (promedio diario: 17)
  • Clasificación: 4.5 De 5
  • Clasificado por: 2
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Los musulmanes creen que el Corán es la revelación final de Dios. Ellos creen que es la palabra literal de Dios, revelada a lo largo de muchos años a Su Profeta final, Muhammad, que la misericordia y las bendiciones de Dios sean con él. El Corán está lleno de sabiduría. Está lleno de maravillas y gloria de Dios, y es un testimonio de Su misericordia y justicia. No es un libro de historia, de relatos o un texto científico, a pesar de que contiene todos estos géneros. El Corán es el mayor regalo de Dios a la humanidad, es un libro como ningún otro. En el segundo versículo del segundo capítulo del Corán, Dios describe al Corán llamándolo el libro del que no hay duda alguna, una guía para aquellos que son piadosos, rectos y temerosos de Dios. (Corán 2:2)

El Corán es el núcleo del Islam. Creer en él es un requisito. Aquel que no cree en el Corán en su totalidad, no puede llamarse musulmán.

“El Mensajero y sus seguidores creen en lo que le fue revelado por su Señor. Todos creen en Allah, en Sus Ángeles, en Sus Libros y en Sus Mensajeros. No hacemos diferencia entre ninguno de Sus Mensajeros. Y dicen: Oímos y obedecemos. Perdónanos Señor nuestro, pues ciertamente a Ti volveremos”. (Corán 2:285)

El Islam tiene dos fuentes principales, el Corán y las Tradiciones auténticas del Profeta Muhammad, que explican y a veces amplían al Corán.

“No te hemos revelado el Libro [¡oh, Muhammad!] sino para que les aclares aquello sobre lo que discrepaban, y como guía y misericordia para los creyentes”. (Corán 16:64)

El Corán fue entregado al profeta Muhammad por el ángel Gabriel y revelado por partes en un período de 23 años.

“Y a este Corán te lo hemos revelado en partes para que se lo recites a los hombres gradualmente. Te lo hemos ido revelando poco a poco”. (Corán 17:106)

Dios le ordenó al Profeta Muhammad que transmitiera el Corán a toda la humanidad, y la responsabilidad pesaba sobre él. Incluso en su discurso de despedida hizo un llamado a los presentes a dar testimonio de que él había entregado el mensaje.

El Corán explica el concepto de Dios, explica en detalle lo que está permitido y lo que está prohibido, explica los fundamentos de los buenos modales y la moral, y establece normas sobre la adoración. Cuenta historias sobre los Profetas y sobre nuestros predecesores piadosos, y describe al Paraíso y al Infierno. El Corán fue revelado para toda la humanidad.

El libro en el que está contenido el Corán (las palabas de Dios) se denomina Mushaf. El Corán es considerado tan único en contenido y estilo que no puede ser traducido, por lo tanto, cualquier traducción es considerada una interpretación de los significados del Corán.

Cuando Dios envió Profetas a las diversas naciones, a menudo les permitió realizar milagros que eran pertinentes para su lugar y época particulares. En la época de Moisés, la magia y la hechicería eran frecuentes, por lo tanto, los milagros de Moisés fueron un llamamiento a la gente a la que él fue enviado a guiar. En la época de Muhammad, los árabes, aunque mayoritariamente analfabetas, eran maestros de la oratoria. Su poesía y su prosa eran consideradas excepcionales y un modelo de excelencia literaria.

Cuando el profeta Muhammad recitó el Corán —las palabras de Dios— los árabes fueron conmovidos profundamente por su tono sublime y su belleza extraordinaria. El Corán fue el milagro de Dios para el profeta Muhammad.

Muhammad era incapaz de leer o de escribir, por lo que los árabes sabían que era poco probable que hubiera producido unas palabras tan elocuentes, pero aun así algunos se rehusaron a creer que el Corán fuera la palabra de Dios. Por ello, Dios los desafió en el Corán a producir un texto que lo rivalizara.

“Si dudáis de lo que le hemos revelado a Nuestro siervo [Muhammad] traed una sura similar, y recurrid para ello a quienes tomáis por salvadores en lugar de Dios, si es que decís la verdad”. (Corán 2:23)

Por supuesto, no pudieron hacerlo. En contraste con aquellos que cuestionaron el origen del Corán, muchos árabes se convirtieron al Islam después de escuchar la recitación. Ellos supieron de inmediato que una belleza tan sublime sólo podía provenir de Dios. Incluso hoy día es posible ver musulmanes llevados a las lágrimas mientras escuchan o recitan el Corán. De hecho, algunas personas incapaces de entender tan siquiera una palabra del idioma árabe son conmovidas por la belleza intrínseca del Corán.

Después de establecer que el Corán es la palabra de Dios, también es importante entender que el Corán se ha mantenido sin cambios desde hace más de 1.400 años. Hoy día, cuando un musulmán en Egipto sostiene su Mushaf en sus manos y comienza a recitar, podemos estar seguros de que muy lejos, en Fiji, otro musulmán está mirando y recitando exactamente las mismas palabras. No hay diferencias. Los niños en Francia que sostienen su primer Mushaf están tratando de recitar las mismas palabras que salieron de labios del Profeta Muhammad.

Dios nos asegura en el Corán que Él indubitablemente protegerá Sus palabras. Él dice: “Ciertamente Nosotros hemos revelado el Corán y somos Nosotros sus custodios” (Corán 15:9). Esto significa que Dios lo protegerá de que le sea añadida cualquier falsedad o le sea removida alguna parte[1]. Está protegido contra manipulaciones; y si alguien intenta distorsionar los significados del Corán, Dios guiará a alguien más para que muestre el engaño[2]. Los musulmanes creen que las revelaciones anteriores de Dios, incluyendo la Torá y el Evangelio de Jesús, se perdieron en la antigüedad o fueron cambiados y distorsionados, de modo que es una fuente de consuelo saber que las palabras de Dios —el Corán— están bien protegidas.

Dios descendió el Corán desde lo alto de los cielos, y lo entregó al ángel Gabriel en el mes glorioso de Ramadán. La historia de cómo fue revelada esta recitación y cómo llegó el Corán a estar disponible en todo el mundo, con una interpretación de sus significados traducida a más de 100 idiomas[3], será cubierta en la segunda parte.



Footnotes:

[1] Tomado del Tafsir de Ibn Yarir At-Tabari.

[2] Tomado del Tafsir de As-Sa’di.

[3] El Centro Para Estudios Africanos de la Universidad de Pennsylvania, afirma que el Corán ha sido traducido a 114 idiomas.

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version