您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

La Profecía en el Islam (parte 2 de 2): La Creencia en Todos los Profetas sin Distinción Alguna

Clasificación:   
Tamaño fuente:

Descripción: La creencia islámica en todos los profetas sin excepción, con un pequeño argumento acerca de la naturaleza de Jesús y Muhámmad.

  • Por iiie.net (editado por IslamReligion.com)
  • Publicado 17 Nov 2008
  • Última modificación 17 Nov 2008
  • Impreso: 367
  • Visto: 10773 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: 5 De 5
  • Clasificado por: 3
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Uno bien podría preguntarse:

¿Cuántos profetas ha enviado Dios a la humanidad? Sólo podemos asegurar, como lo menciona claramente el Corán, que Dios ha enviado al menos un profeta a cada nación. Esto es porque uno de los principios de Dios, es que Él nunca pedirá que le rinda cuentas alguien a quien Él no le haya aclarado lo correcto y lo que no lo es. El Corán menciona los nombres de 25 profetas, incluidos Noé, Abraham, Moisés, Jesús y Muhámmad (que Dios les de paz). Estos cinco son los más ejemplares de entre los mensajeros de Dios.

Un aspecto destacado de la creencia islámica en la profecía, es creer y respetar a todos los mensajeros de Dios, sin excluir a ninguno. Todos los profetas fueron enviados por un mismo Dios con el mismo propósito: guiar a la humanidad hacia Él. Por lo tanto, creer en todos ellos es esencial y lógico; aceptar a algunos y rechazar a otros se basa en una idea equivocada del rol de los profetas o en un prejuicio racial. Los musulmanes son los únicos en el mundo que consideran la creencia en todos los profetas como un objeto de fe. Los judíos rechazan a Jesús y Muhámmad (que la paz sea con ellos), y los cristianos rechazan a Muhámmad. Los musulmanes aceptan a todos los mensajeros de Dios que brindaron orientación a la humanidad. Sin embargo, las revelaciones que esos profetas anteriores a Muhámmad brindaron de Dios han sido tergiversadas de una forma u otra.

La creencia en todos los profetas enviados por Dios es una obligación para los musulmanes mencionada en el Corán:

“Decid: Creemos en Allah y en lo que nos fue revelado, en lo que reveló a Abraham, a Ismael, a Isaac, a Jacob y a las doce tribus [descendientes de los hijos de Jacob], y lo que reveló a Moisés, a Jesús y a los Profetas. No discriminamos entre ellos, y nos sometemos a Él”. (Corán 2:136)

El Corán enseña en los siguientes versículos que ésta es la verdad y la fe imparcial. Si otras naciones creen en lo mismo, es porque están siguiendo el buen camino. Si no lo hacen, es porque deben estar siguiendo sus propios impulsos o ideas equivocadas y es Dios quien los juzgará. Por eso leemos:

“Así pues, si creen en lo mismo que vosotros habrán seguido la buena guía; y si vuelven sus espaldas, por cierto que estarán en un gran error. Dios bastará contra ellos. Él es Omnioyente, Omnisciente. Nuestra religión es la de Dios. ¿Y qué mejor religión que la de Dios? Y nosotros Le adoramos”. (Corán 2:137-138)

Existen, al menos, dos puntos importantes relacionados a la profecía que necesitan ser aclarados. Estos puntos hablan acerca de los roles de Jesús y Muhámmad (que la paz sea con ellos) como profetas, que generalmente no son bien comprendidos.

El relato del Corán acerca de Jesús rechaza enfáticamente el concepto de su ‘divinidad’ y de su condición de ‘hijo de Dios’ pero lo presenta como uno de los más grandiosos profetas de la historia. El Corán deja en claro que el nacimiento de Jesús sin padre, no lo hace hijo de Dios, y menciona con respecto a esto, a Adán, que fue creado por Dios sin padre ni madre.

“Por cierto que Jesús es ante Dios semejante a Adán, a quien creó de barro y luego le dijo: ¡Sé!, y fue”.  (Corán 3:59)

Como los otros profetas, Jesús también hizo milagros. Por ejemplo, revivió a los muertos y curó a los ciegos y a los leprosos, pero al mostrar estos milagros, siempre dejó en claro que provenían de Dios. Las ideas equivocadas acerca de la personalidad y misión de Jesús, la paz sea con él, se fundaron porque el mensaje divino que él predicaba, no fue registrado durante su presencia en este mundo. Por el contrario, fue registrado luego de un lapso de cien años. De acuerdo al Corán, él fue enviado a los hijos de Israel; él afirmó la validez de la Torah, que fue revelada a Moisés, la paz sea con él, y nos albrició sobre un mensaje final que vendría después del suyo.

“Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: ¡Oh, hijos de Israel! Yo soy el Mensajero de Allah, enviado a vosotros para corroborar la Toráh y anunciar a un Mensajero que vendrá después de mí, llamado Ahmad [Éste era uno de los nombres del Profeta Muhámmad]. Pero cuando se les presentó con las evidencias, dijeron: ¡Esto es pura magia!”.  (Corán 61:6)

Sin embargo, la mayoría de los judíos rechazó su sacerdocio. Se complotaron en contra de su vida, de su opinión, e intentaron crucificarlo. Pero el Corán rechaza que en realidad haya sido crucificado; sino que fue elevado hacia Dios. Existe un versículo en el Corán que sugiere que Jesús descenderá en el final de los tiempos y los cristianos y los judíos creerán en él antes de su muerte. Esto también se afirma a través de los dichos auténticos del Profeta Muhámmad, que Dios le de paz.

El último profeta de Dios, Muhámmad, nació en Arabia en el siglo seis DC. Hasta los cuarenta años, la gente de Meca sólo lo conocía como un hombre de excelente carácter y buenos modales, y lo llamaban ‘Al-Amín’ (‘El Confiable’). Él tampoco sabía que pronto sería un profeta y que recibiría la revelación de Dios. Llamó a los habitantes de La Meca a adorar al único Dios y lo aceptaran como su Profeta. La revelación que recibió fue preservada durante toda su vida en la memoria de sus compañeros y también fue grabada en piezas de hojas de palmera, cuero, etc. Por otro lado el Corán que se ve hoy en día es el mismo que le fue revelado, sin haber sido alterado en una silaba. El Corán es un libro de orientación para toda la humanidad por todos los tiempos, y lo menciona a Muhámmad, que Dios le de paz, como el último Profeta de Dios.

 

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version