Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Sura 2, La vaca, parte 2 de 5

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: Aquellos que rompen las alianzas y la manera en que Dios lida con ellos.

  • Por Aisha Stacey (© 2018 IslamReligion.com)
  • Publicado 03 Dec 2018
  • Última modificación 03 Dec 2018
  • Impreso: 0
  • Visto: 165 (promedio diario: 11)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Aleyas 53 – 62 Alianzas con los Hijos de Israel

Chapter-2-part-2.jpgY recuerden cuando Dios le dio a Moisés la escritura y la ley, para que estuvieran guiados. Y recuerden cuando Moisés le dijo a su pueblo cuán equivocados estaban al adorar al becerro. Moisés le advirtió a su gente que mataran a los culpables de ello, y que Dios aceptaría su arrepentimiento. Y recuerden también cuando le dijeron a Moisés que no lo aceptarían a menos que vieran a Dios. Un rayo los derribó, pero Dios los revivió, les dio sombra y les proporcionó maná (provisiones) del cielo. A pesar de esto, sus antepasados violaron los mandamientos de Dios. Al hacerlo no dañaron a Dios, sino que se hicieron daño a sí mismos.

Y recuerden también cuando Dios les dijo que entraran a Jerusalén y comieran en abundancia de todo lo que encontraran. Él les recordó que entraran humildemente por la puerta pidiendo alivio a la carga de sus pecados. Sus pecados habrían sido perdonados y sus bendiciones aumentadas, pero los malhechores cambiaron las palabras que habían recibido y Dios los castigó con un azote proveniente del cielo.

Recuerden cuando Moisés suplicó pidiendo agua y se le dijo que golpeara una roca con su cayado. Surgieron doce manantiales y se le asignó uno a cada tribu. Dios les dijo que comieran y bebieran, y que no cometieran delitos ni propagaran la corrupción. Ustedes se quejaron con Moisés acerca de la comida cuando estaban comiendo la mejor comida. Regresen, les dijo él, y encontrarán lo que piden, y no hallaron más que humillación, degradación y la ira de Dios. Ello se debió a que rechazaron continuamente los mandamientos de Dios y mataron injustamente a Sus profetas. Y todo eso debido a que son desobedientes e infringen la ley.

Sepan que los creyentes y quienes siguieron a sus profetas en sus épocas, tendrán éxito.

Aleyas 63 – 74 Pactos rotos incluyendo el sacrificio de la vaca

Recuerda el pacto que hice con ustedes cuando elevé la montaña por encima suyo. Les pedí que se aferraran a lo que les había revelado y recordaran sus enseñanzas. E incluso cuando se alejaron de Mí, la misericordia y del favor de Dios todavía estaban con ustedes, de lo contrario se habrían convertido en perdedores. Y ustedes sabían que aquellos que transgredieron el sábado fueron convertidos en monos despreciables. Ese fue un elemento disuasorio y una lección para los que estaban allí y los que les siguieron.

Y recuerden lo que ocurrió cuando Moisés le dijo a su pueblo que Dios les ordenaba matar una vaca. Acusaron a Moisés de ridiculizarlos y comenzaron a pedir detalles en lugar de simplemente seguir las instrucciones. Moisés les dijo que Dios ordenaba que la vaca debía ser de color amarillo intenso y agradable a la vista, pero aun así persistieron en pedir más detalles. Así que Moisés les dijo que Dios ordenaba que la vaca no debía haber sido usada para cultivar la tierra ni regar los campos, y que debía estar libre de manchas. Finalmente quedaron satisfechos y mataron a la vaca.

Luego, un asesinato que permanecía sin resolver, junto con acusaciones y negaciones, fue sacado a la luz por Dios. Por lo tanto, como señal de que Dios tiene poder sobre la vida y la muerte, Él les ordenó golpear el cadáver con una parte de la vaca. El cuerpo volvió momentáneamente a la vida para revelar a su asesino, pero a pesar de esta señal sus corazones se endurecieron más que las rocas. Hay algunas rocas de las que brotan los ríos, otras que se abren con el agua, y otras que caen por temor a Dios. Y Dios sabe exactamente lo que hacen ustedes.

Aleyas 75 – 93 Revelación rechazada

¡Creyentes! ¿Todavía esperan que algunas personas de la Gente del Libro crean en lo que ustedes dicen, aunque ya escucharon la Palabra de Dios y la pervirtieron? Cuando están con los creyentes dicen que también son creyentes. Pero cuando están entre ellos acuerdan no decir a los creyentes nada de lo que saben para que estos no puedan usarlo en contra suya ante Dios. ¿Realmente creen que Dios no sabe lo que ocultan y lo que revelan?

Algunos de ellos son analfabetas y no conocen su propia revelación. Siguen sus propios deseos e ilusiones. ¡Ay de aquellos que inventan la "escritura" con sus propias manos, y afirman que eso proviene de Dios a fin de obtener una pequeña ganancia! ¡Ay de ellos por lo que han escrito y por lo que han ganado! Ellos creen que el fuego no los tocará sino por unos pocos días. ¿Acaso Dios hizo tal promesa? Dios no rompe sus alianzas, entonces, ¿están diciendo cosas de las que no tienen prueba alguna?

Quienquiera que gane el mal y esté rodeado por su pecado, permanecerá en el fuego para siempre. Por otro lado, aquellos que creen y hacen buenas obras estarán en el Paraíso para siempre. Dios hizo con los Hijos de Israel el pacto de que no adoraran a nadie más que a Él, fueran buenos con sus padres y familiares así como con los huérfanos y desamparados, hablaran con cordialidad y amabilidad, establecieran la oración y pagaran la caridad obligatoria. Todos menos unos pocos se apartaron y rompieron el pacto.

Y también había otro pacto, de no derramar sangre de los suyos ni expulsarse unos a otros de sus hogares. Lo asumieron en ese momento, pero ahora hacen esas cosas y se ayudan mutuamente en el pecado y la agresión. También intercambian a los que expulsaron ilegalmente por un rescate. ¿Acaso creen en algunas partes de la revelación, pero no en todas? ¿Qué castigo merecen, la desgracia en este mundo y el castigo severo en el Día del Juicio? Ellos intercambian esta vida por el Más Allá, así que su castigo no será aligerado.

Le di a Moisés la Torá y luego envié a Jesús con señales claras, y lo apoyé con Gabriel, el Espíritu Santo. Dios les pregunta a los judíos: ¿Por qué llamaron impostores a algunos profetas y mataron a otros? Respondieron que sus corazones estaban sellados. Dios los ha maldecido por su incredulidad. Un libro (el Corán) ha venido confirmando las revelaciones anteriores, pero lo rechazan. Ellos venden sus almas por poco precio. Un tormento humillante los aguarda.

Cuando se les dice que crean en las revelaciones de Dios, dicen que creen en lo que les fue revelado a ellos, pero no en lo que vino después, a pesar de que confirma sus propias escrituras. Si realmente creían en sus escrituras, ¿por qué mataron a sus propios profetas? Moisés vino a ustedes, pero tan pronto como estuvo fuera de su vista, adoraron al becerro. ¿Recuerdan el pacto cuando la montaña fue levantada sobre sus cabezas? Escuchen lo que les digo, dijo Dios, pero respondieron: escuchamos y desobedecemos. Tanto amaban al becerro. Si son verdaderos creyentes, ¿por qué la fe causa que hagan tanto mal?

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version