您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Sura 6, Al Anam (El ganado) (parte 1 de 3)

Clasificación:   
Tamaño fuente:

Descripción: Solo existe Un Dios. El no reconocer este hecho resultará en una realidad muy dura y definitiva en el Día del Juicio. Dios da advertencia tras advertencia, y nos invita a pensar y reflexionar.

  • Por Aisha Stacey (© 2017 IslamReligion.com)
  • Publicado 18 Sep 2017
  • Última modificación 18 Sep 2017
  • Impreso: 11
  • Visto: 2796 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: 5 De 5
  • Clasificado por: 1
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Introducción

Chapter-6,-Al-Anam-(The-Cattle)-(part-1-of-3).jpgEl capítulo seis del Corán se titula El ganado, algunas traducciones utilizan el plural Los ganados. El título proviene de la discusión acerca del ganado en las aleyas 136 a 139. Esta sura de 165 aleyas fue revelada en La Meca. De forma similar a otras suras reveladas en La Meca, hace énfasis en el monoteísmo o la Unidad y Unicidad de Dios. El nombre de Dios, Al‑lah, se menciona setenta veces en este capítulo, mientras que la idolatría y el politeísmo son fuertemente condenados.

Aleyas 1 a 10: Las cosas de las que te burlas se pueden convertir en tu realidad

Todas las alabanzas pertenecen a Dios, pero los incrédulos asocian iguales o compañeros a Dios. Fue Él quien creó los cielos y la Tierra, la oscuridad y la luz. Dios creó a la humanidad del barro y señaló un momento para la muerte y un momento para la resurrección. Saben que esto es cierto, pero todavía tienen dudas y no creen. Dios es la única deidad a ser adorada en los cielos y la Tierra, y Él conoce los secretos que guardan, lo que revelan de sí mismos y todo lo que hacen. La revelación llega, pero la humanidad la rechaza. Pronto las cosas que fueron ridiculizadas se convertirán en realidad.

Muchas generaciones anteriores fueron destruidas. Ellos estaban firmemente establecidos y fueron poderosos y, sin embargo, fueron destruidos debido a sus pecados y fueron remplazados con otros. Si el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) hubiera sido enviado con una escritura impresa en una página que los incrédulos hubieran podido tocar con sus propias manos, habrían dicho que eso es mera magia. Ellos pedían un ángel, pero si un ángel hubiera sido enviado entre ellos, habría adoptado la forma humana y habría traído un juicio del que no habría descanso. Muchos mensajeros fueron ridiculizados antes del Profeta Muhammad, pero en todos los casos, lo que se burlaban se vieron rodeados y vencidos por aquello de lo que se burlaban.

Aleyas 11 a 18: Dios tiene el poder supremo, témanle

Miren la historia de la humanidad y vean lo que ocurrió con quienes negaron la verdad cuando les fue revelada. Todo en los cielos y en la Tierra Le pertenece a Dios, el Misericordioso. Él no te castiga por tus malas acciones de inmediato, sino que serás llamado a rendir cuentas; el Día del Juicio llegará. Dios le dice al Profeta Muhammad que le diga a la gente que se le ha ordenado ser el primero entre ellos en someterse a Dios y no ser de los politeístas.

Si Dios te aflige con algún daño, no hay quien pueda quitártelo sino solo Él; y si Él te bendice con algún bien, sabe que Él tiene poder sobre todas las cosas. Él es el Señor Supremo, Sabio, Conocedor.

Aleyas 19 a 30: Advertencia a los mentirosos y a los hipócritas

El Profeta Muhammad llama a Dios a ser testigo entre él y los incrédulos, de que él es un Mensajero de Dios y que el Corán ha sido revelado como advertencia a todo aquel a quien le llegue. No hay dioses aparte de Dios, y el Profeta Muhammad les dice a los incrédulos que jamás deben asociar nada con Dios. Aquellos a quienes les ha sido dado el Corán saben esto. Quien mienta acerca de Dios, jamás tendrá éxito. Cuando estén reunidos frente a Dios y se les pregunte acerca de lo que asocian con Dios, seguirán mintiendo.

También hay algunas personas que pretenden escuchar cuando el Profeta Muhammad recita el Corán, pero Dios ha velado sus corazones y bloqueado sus oídos. Ellos discuten y dicen que el Corán es un antiguo cuento de hadas, se alejan y animan a otros a hacer lo mismo, pero solo dañan sus propias almas. Si pudieran ver lo que les espera cuando estén ante el fuego del Infierno, rogarían volver a la vida y estar entre los creyentes. La verdad es que, si fueran regresados, repetirían los mismos errores y tendrían el mismo final. Son mentirosos que niegan la resurrección. Cuando estén frente a Dios verán la realidad de lo que negaron. Dios les ordenará probar el castigo por negar la realidad.

Aleyas 31 a 35: Dios aconseja al Profeta Muhammad

Quien niega el encuentro con Dios está totalmente perdido. El Día del Juicio llegará de modo repentino y ellos llevarán una carga pesada sobre sus espaldas. La vida de este mundo no es más que un breve interludio, juegos y distracción. ¿Qué hará que te des cuenta de que lo importante es la morada eterna en el Más Allá? Dios sabe que el Profeta Muhammad está afligido por la negación constante de los incrédulos. Ellos no te desmienten a ti, le dice Dios al Profeta, sino que niegan las revelaciones divinas. Muchos profetas anteriores soportaron con paciencia el rechazo y la persecución, tú sabes lo que Dios dice y sabes que Mi ayuda llegará. Si es demasiado difícil de soportar para ti, busca entonces una forma de darles una mejor señal. Dios podría haberlos hecho a todos creyentes si fuera Su deseo hacerlo. Piensa en esto y no seas de los ignorantes.

Aleyas 36 a 41: Observa las señales

Solo aquellos que reflexionan pueden escuchar la verdad. En cuanto a quienes tienen la mente cerrada, aun cuando sean traídos de vuelta a la vida en el Día del Juicio, se preguntarán por qué no vieron ninguna señal. Ellos no entienden las señales que los rodean. Miren las comunidades de pájaros y animales, ellas son señales. Todo ha sido determinado con premeditación, nada ha sido dejado al azar. Aquellos que rechazan las señales que los rodean son sordos y mudos, incluso están en la oscuridad total. Dios guía a unos y deja que otros se extravíen. ¿Has considerado a quién invocarás cuando el desastre o la hora fatídica descienda sobre ti? Solo a Dios clamarán, cualquier cosa que hayas asociado con Él será olvidada.

Aleyas 42 a 50: Advertencias fuertes

Muchas naciones anteriores se vieron afligidas con sufrimiento y adversarios a fin de que aprendieran humildad. Les fueron enviados profetas, pero no aprendieron humildad. En lugar de ello, siguieron los engaños de Satanás e ignoraron las advertencias. La buena fortuna siguió, y justo cuando disfrutaban de sus frutos, la ira de Dios descendió y fueron exterminados.

Si Dios quitó tu oído, tu vista o selló tu corazón, ¿quién podrá devolvértelos? Dios repite Sus revelaciones de varias formas para enfatizar y aclarar, pero todavía hay quienes simplemente se alejan y se niegan a ver. ¿Has considerado quién será destruido cuando llegue el castigo de Dios? Los profetas fueron enviados para traer buenas nuevas y fuertes advertencias, cualquiera que las escuche no tiene nada que temer. Aquellos que persistan en la negación serán destruidos. El Profeta Muhammad no posee los tesoros de Dios ni conoce lo que le ha sido ocultado a la humanidad, sino que sigue lo que le ha sido revelado. El que es ciego no es igual al que puede ver. Reflexionen sobre esto.

 

 

Sura 6, Al Anam (El ganado) (parte 2 de 3)

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: Dios le dice al Profeta Muhammad cómo usar el Corán, le da una fuerte advertencia contra el politeísmo, y el Profeta Abraham reflexiona sobre el universo y descubre la Unicidad de Dios.

  • Por Aisha Stacey (©2017 IslamReligion.com)
  • Publicado 18 Sep 2017
  • Última modificación 18 Sep 2017
  • Impreso: 9
  • Visto: 2069 (promedio diario: 2)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Aleyas 51 a 60: Dios lo sabe todo

Dios le dice al Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) que utilice el Corán para advertir a la gente que en el Día del Juicio nada se interpondrá entre ellos y el castigo, excepto Dios. Dios subraya que los pobres que sean verdaderos creyentes no serán ignorados a causa de la gente rica e influyente de La Meca que el Profeta está tratando de invitar al Islam. Sería un grave error alejarlos, recuerda que Dios ha hecho que algunas personas sean un medio para probar el nivel de resolución de los demás. Dios sabe quiénes hablan para complacerlo a Él y quiénes son agradecidos. Él es Misericordioso y perdona a quienes se arrepienten de sus malos actos o errores y se corrigen a sí mismos. El camino a seguir debe estar claro.

El Profeta Muhammad debe decirles que está prohibido invocar cualquier otra cosa que no sea Dios, y que al hacerlo estarán perdidos y serán de los malhechores. Con respecto al desafío hecho por los incrédulos de que les envíe un castigo, Dios le dice al Profeta Muhammad que les diga que él no tiene autoridad para decidir tal cosa, solo Dios lo decide.

Solo Dios conoce lo oculto, Él sabe todo lo que ocurre en el universo. Cuando la hoja más pequeña cae, Dios lo sabe. No hay siquiera un grano en la oscuridad más profunda de la Tierra que Dios no conozca y que no lo haya registrado en un libro evidente. Es Dios quien toma tu alma en la noche mientras duermes y te la regresa cada mañana para que despiertes con vida. Al final regresarás a Dios y Él te dirá todo sobre tu vida.

Aleyas 61 a 70: Adora a Dios y sé agradecido

Dios reina sobre todo. Envía ángeles que custodian y escriben todas las obras buenas y malas de uno hasta que llega la muerte. En el momento de la muerte, el ángel de la muerte y sus asistentes (que jamás fallan en cumplir su labor) toman el alma. Las almas son regresadas a Dios, Quien es rápido en pedir cuentas y juzgar. En medio de las calamidades y la confusión, la gente regresa a Dios con terror silencioso, pidiendo ayuda o seguridad, y prometiendo estar agradecidos. Pero cuando les llega el rescate, persisten en adorar algo distinto a Dios.

Es Dios Quien tiene el poder de enviar calamidades sobre ti o a tu alrededor en confusión o en violencia. Esto se explica en las revelaciones de diversas maneras, a fin de que entiendas, pero aun así rechazas la verdad del Corán. Cuando el fin se acerque, entenderás. Aléjate de quienes discuten sobre el Corán, si Satanás te hace olvidar, entonces detente en cuanto te des cuenta y aléjate. Los justos no son responsables por los malhechores, pero sus actos deben ser un recordatorio para ellos. Abandona la compañía de aquellos que toman su religión como un juego, y de aquellos que son engañados por esta vida mundana. Sin embargo, utiliza el Corán para recordarles que un alma condenada tendrá un castigo doloroso.

Aleyas 71 a 73: Los ídolos no son de ningún beneficio

Los creyentes deben preguntarles a los politeístas si se beneficiarán de invocar algo o a alguien distinto a Dios, que no los puede beneficiar ni perjudicar. ¿Por qué le dan la espalda a Dios cuando Él les ha mostrado el camino recto? ¿Acaso son como una persona a la que Satanás ha engañado y ha dejado vagando en el desierto mientras sus amigos lo llaman desde el camino correcto? ¡No! La guía de Dios es la única guía. A los creyentes se les ha ordenado someterse y establecer la oración, y ser conscientes de Dios porque Le rendirán cuentas a Él en el Día del Juicio. Dios creó el universo con un propósito. En el día que Él diga "sé", será (el Día del Juicio). Cuando la trompeta sea soplada, todos verán que Él tiene todo el control y puede ver lo que es visible y lo que es invisible.

Aleyas 74 a 83: El Profeta Abraham reflexiona sobre el universo

El Profeta Abraham confrontó a su padre acerca de adorar ídolos. Dios le mostró a Abraham los portentos de los cielos y de la Tierra a fin de hacerlo un creyente. Una noche vio una estrella y se preguntó si eso era Dios, pero la estrella se desvaneció y supo que no lo era. Cuando la Luna apareció, la observó y se preguntó si eso podía ser Dios, pero cuando se puso, suplicó en voz alta que si Dios no lo guiaba sería de los perdedores. Entonces reflexionó sobre el Sol y pensó que ese debía ser Dios porque era más grande y brillante, pero también desapareció. Abraham supo de inmediato que esos cuerpos celestes eran creaciones de Dios, y apartó su rostro de los ídolos jurando adorar únicamente al Dios Único.

El pueblo del Profeta Abraham discutió con él, pero él sabía que no podrían causarle daño a menos que Dios lo quisiera. Les preguntó: "¿Por qué le voy a temer a aquello que ustedes adoran fuera de Dios, siendo que ustedes no temen haberle  asociado iguales - sin evidencia alguna- a Él?". ¿Quién debía sentirse más seguro? Por supuesto que quienes temen a Dios y no Le asocian nada. Este fue el argumento que Dios le dio al Profeta Abraham para que lo usara contra su pueblo. Dios eleva el rango de quien Él quiere.

Aleyas 84 a 90: La herencia de Abraham

A Abraham le fueron dados Isaac y Jacob, y Dios los guio, así como había guiado a Noé. La descendencia del Profeta Abraham incluye muchos profetas: Moisés, Aarón, José, Job, David, Salomón, Zacarías, Juan, Jesús, Elías, Eliseo, Ismael, Jonás y Lot. Todos ellos fueron rectos. También fueron elegidos y guiados por el camino correcto. Si alguno de ellos hubiera adorado a otro distinto a Dios, sus obras habrían sido nulas. Entre ellos estaban aquellos a quienes se les confió una escritura. Dios le dice al Profeta Muhammad que esas fueron las personas que siguieron la guía, así que debe seguir su guía y decirle a su pueblo que no les está pidiendo un pago, solo le está dando un recordatorio al mundo.

Aleya 91: La Torá también fue revelada por Dios

Estas personas no valoran a Dios, dicen que Él jamás reveló nada a un ser humano. Pregúntales: ¿Quién le envió la Torá a Moisés? Fue una luz y una guía, pero ellos la convirtieron en páginas separadas y ocultaron algunas de ellas. Contenía conocimiento que ellos desconocían. Si no dan respuesta a tus preguntas, déjalos envueltos en sus argumentos vanos.

 

 

Sura 6, Al Anam (El ganado) (parte 3 de 3)

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: Las señales y bendiciones de Dios están en todas partes. A pesar de esto, algunas personas adoran a otros distintos a Dios.

  • Por Aisha Stacey (© 2017 IslamReligion.com)
  • Publicado 25 Sep 2017
  • Última modificación 25 Sep 2017
  • Impreso: 8
  • Visto: 1896 (promedio diario: 2)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Aleyas 92 a 107: Las señales son claras

Dios envió el bendito Corán como advertencia para el pueblo de La Meca y para el resto de los hijos de Adán, árabes y no árabes por igual. Aquellos que ya creen en el Más Allá sabrán que es verdad y permanecerán firmes en la realización de sus oraciones. Decir mentiras sobre Dios y pretender haber recibido una revelación es muy malo. Cualquiera que haga esto enfrentará el castigo y la humillación extremos, y ninguna intercesión podrá ayudarlos. Sus intercesores, a quienes asociaron con Dios, no serán de utilidad.

Es Dios quien hace que la semilla se separe y brote, y saca a los vivos de entre los muertos y a los muertos de entre los vivos. Él es responsable del ocaso y de la noche, Él hizo al Sol y a la Luna para que la humanidad pueda medir el tiempo. Él hizo las estrellas como una luz y una guía para navegar por la tierra y por el mar. Las señales son claras para los que reflexionan.

Dios produjo a toda la humanidad a partir de un alma. Él envía la lluvia para enverdecer el planeta; dátiles, viñas, aceitunas y granadas. Toda la vegetación es una señal. Sin embargo, incluso rodeadas por las maravillas y señales de Dios, algunas personas han puesto a los yinn como socios de Dios, otros Le han inventado hijos e hijas. ¿Cómo puede ser esto posible, cuando Él no tiene consorte y es el Creador de todo cuanto existe? Hay pruebas claras, así que crean y tengan ventaja sobre quienes se niegan a ver. El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) no es guardián de quienes se niegan, simplemente debe alejarse de ellos.

Aleyas 108 a 117: El Islam es la verdad, pero no insulten ni se burlen de otras creencias

Los creyentes no deben insultar a los dioses de otras religiones porque ello podría llevar a los politeístas a insultar a Dios. Al final, ellos entenderán el error de sus caminos. A veces, los incrédulos juran que creerán si ven una señal, pero las señales están a su alrededor y aun así se niegan a verlas. Incluso si los ángeles se aparecieran frente a ellos, o los muertos les hablaran, no creerían. Dios los abandonó para que vaguen ciegos debido a sus malas acciones. Todo Profeta tuvo enemigos, así que aléjate de los incrédulos y de lo que ellos han inventado.

¡Dios es el Juez! No los otros que son adorados además o en lugar de Él. Él envió este libro (el Corán), y aquellos que recibieron escrituras antes saben muy bien que el Corán es verdadero. No puede ser adulterado. Tengan en cuenta que la mayoría de la gente está tratando de alejarlos de Dios, pero Dios sabe quién se extravía y quién permanece fiel.

Aleyas 118 a 121: Normas acerca del consumo de carne

Coman de la carne sobre la que ha sido pronunciado el nombre de Dios en el momento de sacrificar al animal. Las normas se han dejado claras y ustedes saben lo que está prohibido (excepto en momentos de extrema necesidad). Recuerden que serán responsables de sus actos. No coman carne sobre la que no ha sido pronunciado el nombre de Dios, y tengan cuidado, porque muchas personas y demonios causarán peleas y disputas sobre esto.

Aleyas 122 a 140: Las mentiras e invenciones resultan en castigo

Una persona que es ignorante u obstinada y está atrapada en la oscuridad, no es igual que aquel que ha sido guiado y camina en la luz. Hay malhechores por doquier, que conspiran y planean, pero no saben que solo conspiran contra sí mismos. Ellos creen que deben ser mensajeros, pero Dios sabe mejor a quién le da Su mensaje. Él guía a quien quiere, amplía su pecho para que se llene con el Islam, pero aquellos que son abandonados (porque no querían recibir guía) sienten que su pecho se contrae como si estuvieran subiendo al cielo. El camino a la casa de la paz es recto.

En el Día del Juicio, los yinn y los humanos que se consideran aliados en el mal, serán aliados en el castigo. Su hogar es el fuego. Ellos atestiguarán en contra de sí mismos cuando se les pregunte si habían recibido alguna advertencia. Dios no destruirá civilizaciones sin una causa justa, y solo después de una advertencia justa. Dios puede y, de hecho, destruirá pueblos y los remplazará con otros. Si la gente no escucha a Dios y en lugar de ello hace lo que le place, Dios responderá.

Algunos de los politeístas le dan la parte de Dios de sus cosechas y ganados a quienes erróneamente asocian con Dios. Este es un mal y una mala decisión. Algunas personas están tan confundidas que asesinarían a sus propios hijos debido a sus creencias extrañas. Tienen muchas restricciones autoimpuestas que erróneamente atribuyen a Dios. Estas mentiras e inventos resultarán en un castigo severo. Aquellos que matan a sus hijos o les restringen el alimento debido a mentiras sobre Dios se han extraviado por completo.

Aleyas 141 a 150: La generosidad de Dios

Dios es Quien hace que la vegetación crezca, así que coman de ello y paguen la caridad obligatoria sobre sus cosechas. Él ha proporcionado animales también, algunos para el transporte y otros para el sacrificio. Utilícenlos y coman de ellos. Hay supersticiones extrañas acerca de los animales, esas son más mentiras contra Dios. Las cosas prohibidas de comer son la carroña, la sangre derramada, la carne de cerdo, y los animales que fueron sacrificados en nombre de cualquier otro distinto a Dios. La única excepción es si alguien se ve obligado a comer de esta carne por necesidad.

Los judíos tenían ciertas leyes de dieta con respecto a la carne que les fueron impuestas debido a su desobediencia. Se le dijo al Profeta Muhammad que, si se le acusaba de mentir sobre esto, debía decir que Dios es Misericordioso y Su argumento es concluyente.

 Aleyas 151 a 165: Los mandamientos de Dios y Su misericordia

Esto es lo que Dios ordena. No asocien nada ni nadie con Él. Sean buenos con sus padres. No maten a sus hijos por temor a la pobreza, Dios proveerá para ustedes y para ellos. No sean inmorales, ni abiertamente ni en secreto. No tomen una vida excepto en ciertas situaciones justificables. Traten a los huérfanos con justicia, y siempre den la medida y el peso correctos. Dios jamás hace que una persona lleve una carga mayor a la que puede soportar. Hablen con justicia y mantengan las promesas que hacen en nombre de Dios.

A Moisés se le dio un Libro bendito y este Corán también está bendito. Si lo siguen, recibirán Su misericordia. Dejarlo hasta el Día del Juicio será demasiado tarde. Aquellos que se alejan recibirán un castigo terrible. Quienes no hagan buenas obras y quienes dividan la religión en sectas serán llamados a rendir cuentas. Una persona que hace una buena acción recibirá crédito por diez buenos actos. Una persona que hace una mala acción recibirá lo que merezca por esa mala obra.

El Profeta Muhammad declara que él está siguiendo el camino recto de Abraham. Su vida, su adoración y su muerte son solo por Dios. Dios no tiene asociados ni iguales. Y él (el Profeta Muhammad) es el primero entre quienes se someten a Dios. Dios es el Señor de todo cuanto existe y cada alma soportará la carga de sus propios actos, y nunca la carga de otro. Al final, Dios resolverá todas sus disputas. Él les ha dado la Tierra y todas sus maravillas. Algunos tienen más que otros, es una prueba. Él es rápido en el castigo, pero también es Indulgente y Misericordioso.

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version