Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Perspectiva filosófica sobre la singularidad del Corán

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: Perspectiva filosófica sobre qué hace al Corán único e inimitable en términos del idioma árabe.

  • Por Hamza Andreas Tzortzis (hamzatzortzis.com)
  • Publicado 05 Dec 2016
  • Última modificación 05 Dec 2016
  • Impreso: 3
  • Visto: 1184 (promedio diario: 1)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Philosophical Perspective on Quran.jpgMiguel de Cervantes Saavedra, que fue un poeta, novelista y dramaturgo español, cuya obra, El Quijote, es ampliamente considerada como la mejor obra literaria en todo el mundo, y a menudo es utilizado como ejemplo de literatura única. El argumento que se plantea es que si El Quijote es absolutamente único –siendo la obra de un ser humano–, entonces no importa cuán único sea el Corán, también debe provenir de un ser humano.

Sin embargo, hay algunos problemas con ese argumento, pues no tiene en cuenta la naturaleza de la singularidad del Corán y no comprende la singularidad de un genio literario como Cervantes. Si bien Cervantes compuso poesía y prosa que alcanzó una recepción estética sin igual, la forma literaria que expresó en sus obras no fue única. Si bien creó un nuevo género, la novela polifónica, lo hizo parodiando el género de los libros de caballerías, y recurriendo a la ruptura que el teatro había dado con los modelos clásicos, así como experimentando con diversas estructuras narrativas ya existentes. En cambio, en el caso del Corán, su lenguaje es una forma totalmente desconocida y sin par literario. Las características estructurales del discurso coránico son las que lo hacen único, no la apreciación subjetiva de su composición literaria y lingüística.

Con esto en mente, hay dos enfoques que pueden demostrar que hay razones mayores para creer que el Corán proviene de la divinidad y que es un texto milagroso. El primer enfoque es la deducción racional, y el segundo es la filosofía de milagros.

Deducción racional

La deducción racional es el proceso de pensamiento en el que las conclusiones lógicas se extraen de una afirmación aceptada universalmente o de premisas comprobables. Este proceso también se denomina inferencia racional o deducción lógica.

En el contexto de la singularidad del Corán, la afirmación universalmente aceptada, apoyada por los eruditos tanto orientales como occidentales, es:

"El Corán no fue imitado con éxito por los árabes en la época de la revelación".

De esta afirmación se pueden derivar varias conclusiones:

1. El Corán no puede provenir de los árabes, ya que los árabes, en la época misma de la revelación, no pudieron desafiar al Corán a pesar de eran lingüistas por excelencia. Incluso admitieron que el Corán no provenía de un ser humano.

2. El Corán no pudo provenir de un no árabe, pues el idioma del Corán es el árabe, y el dominio del idioma árabe es un prerrequisito para desafiar con éxito al Corán.

3. El Corán no pudo provenir del Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) debido a las siguientes razones:

 a. El Profeta Muhammad era árabe, y todos los árabes fracasaron en desafiar al Corán.

 b. Los lingüistas árabes de la época de la revelación jamás acusaron al Profeta de ser el autor del Corán.

 c. El Profeta Muhammad experimentó muchas pruebas y tribulaciones durante el curso de su misión profética. Por ejemplo, sus hijos murieron, su amada esposa Hadiya falleció, él fue boicoteado, sus compañeros cercanos fueron torturados y asesinados; sin embargo, el carácter literario del Corán sigue siendo el de la voz y el carácter divinos. Nada expresa en el Corán la confusión y las emociones del Profeta Muhammad. Es casi una imposibilidad psicológica y fisiológica que el Profeta atravesara todo lo que tuvo que pasar y, aun así, nada de esas emociones quedara expresado en el carácter literario del Corán.

 d. El Corán es reconocido como una obra maestra literaria, a pesar de que sus versículos fueron revelados muchas veces para circunstancias específicas y eventos que ocurrieron. Sin embargo, son obras maestras de la literatura sin haber sufrido revisión ni corrección alguna. Todas las grandes obras de la literatura han sido objeto de revisión, corrección, eliminación, para asegurar la perfección literaria, pero el Corán fue revelado en su forma perfecta de manera instantánea.

 e. El Hadiz o narraciones del Profeta Muhammad se encuentra en un estilo completamente distinto al del Corán. ¿Cómo un ser humano puede expresarse a sí mismo, de manera oral, a lo largo de un período de 23 años (que fue el período de la revelación coránica) en dos estilos tan distintos? Esta es una imposibilidad psicológica y fisiológica, de acuerdo a las investigaciones modernas.

 f. Todos los tipos de expresión humana pueden ser imitados si existe el modelo de dicha expresión. Por ejemplo, una obra de arte puede ser imitada a pesar de que se piense que es increíblemente extraordinaria o única. Pero en el caso del Corán, tenemos el modelo (el Corán mismo), pero nadie ha sido capaz de imitar su forma literaria única.

4. El Corán no podría haber provenido de otro ser, como un yinn o un espíritu, pues la base de la existencia de ambos es el Corán y la revelación misma. Su existencia se basa en la revelación y no en evidencia empírica. Por lo tanto, si alguien afirma que la fuente del Corán es otro ser, entonces debe probar la existencia del mismo, y en ese caso estaría probando la revelación. En el caso de utilizar el Corán como la revelación para establecer la existencia de los yinn, eso significaría que todo el ejercicio de deducción racional no habría sido necesario en primer lugar, pues el Corán ya había sido establecido como texto divino, ya que la creencia en la existencia de los yinn significaría creer en el Corán en primera instancia.

5. El Corán solo puede provenir de la Divinidad, ya que es la única explicación lógica, pues todas las demás explicaciones han sido descartadas porque ninguna de ellas explica la naturaleza única del Corán de manera integral y coherente.

Filosofía de milagros

La palabra milagro se deriva del latín miraculum, que significa "algo asombroso". Un milagro comúnmente se define como una violación a una ley natural (lex naturalis); sin embargo, esta definición es incoherente. Su incoherencia se debe a nuestro entendimiento de las leyes naturales, como observó el filósofo Bilynskyj: "…en tanto que las leyes naturales son concebidas como generalizaciones inductivas universales, la noción de violación de una ley natural es incoherente".

Las leyes naturales son generalizaciones inductivas de patrones que observamos en el universo. Si la definición de un milagro es una violación de una ley natural, en otras palabras, una violación de los patrones que observamos en el universo, entonces ocurre un problema conceptual obvio. El problema es: ¿Por qué no podemos tomar esta violación percibida del patrón como parte del patrón? Por lo tanto, la descripción más coherente de un milagro no es una "violación" sino una "imposibilidad". El filósofo William Lane Craig rechaza la definición de un milagro como una "violación de una ley natural" y la remplaza con la definición coherente de "eventos que están fuera de la capacidad productiva de la naturaleza". Esto significa que los milagros son actos de imposibilidades en relación a conexiones causales o lógicas.

El Milagroso Corán

Lo que hace del Corán un milagro es que se encuentra fuera de la capacidad productiva de la naturaleza del idioma árabe. La capacidad productiva de la naturaleza, en lo que respecta al idioma árabe, es que cualquier expresión gramaticalmente correcta del idioma árabe siempre caerá dentro de las formas literarias árabes conocidas de la prosa y la poesía.

El Corán es un milagro ya que su forma literaria no puede ser explicada a través de la capacidad productiva del idioma árabe, puesto que todas las posibles combinaciones de las palabras, letras y normas gramaticales árabes se han agotado y, sin embargo, la forma literaria del Corán no ha sido imitada. Los árabes que fueron reconocidos como lingüistas árabes por excelencia fracasaron en retar con éxito al Corán. Forster Fitzgerald Arbuthnot, quien era un notable orientalista y traductor británico, afirmó: "Y a pesar de muchos intentos que se han hecho para producir una obra similar en lo tocante a su elegante escritura, ninguno ha tenido éxito"[1].

La implicación de esto es que no existe vínculo alguno entre el Corán y el idioma árabe; sin embargo, ¡esto parece imposible debido a que el Corán se compone del idioma árabe! Por otro lado, todas las combinaciones de palabras y letras árabes han sido utilizadas para tratar de imitar al Corán. Por lo tanto, solo se puede concluir que una explicación sobrenatural es la única explicación coherente para esta forma literaria árabe imposible: el Corán.

Cuando nos fijamos en la naturaleza productiva del idioma árabe para encontrar una respuesta a la forma literaria única del Corán, no hallamos vínculo entre dicha naturaleza y el texto divino, haciendo a este último una imposibilidad que requiere una explicación sobrenatural. Por lo tanto, se desprende de forma lógica que, si el Corán es un evento literario que se encuentra fuera de la capacidad productiva del idioma árabe, entonces, por definición, es un milagro.



Pie de página:

[1] F. F. Arbuthnot. 1885. La construcción de la Biblia y el Corán. Londres, p. 5.

Agregar un comentario

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version