您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Esclavitud (parte 1 de 2): Un análisis

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: En este artículo se exponen tres temas: (a) la esclavitud en la tradición judeocristiana, (b) la esclavitud en los Estados Unidos antes de la guerra de secesión, y (c) la esclavitud moderna.

  • Por Imam Mufti (© 2016 IslamReligion.com)
  • Publicado 25 Jan 2016
  • Última modificación 25 Jun 2019
  • Impreso: 15
  • Visto: 8751 (promedio diario: 7)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Slavery1.jpgEn primer lugar, un judío o cristiano bien informado sabe que la esclavitud está mencionada en la Biblia. La ley judía tiene mucho que decir con respecto a los esclavos y el trato hacia ellos. Este asunto no está abierto a debate. Es un hecho del que todo rabino y todo pastor entrenado son conscientes.

En segundo lugar, al igual que los judíos y los cristianos no discuten sobre la esclavitud en sus enseñanzas y sermones, los musulmanes no enseñan mucho sobre el tema. ¿Por qué? La razón es sencillamente que la esclavitud, tal como existía en la antigüedad, ya no existe. Hablar de la "esclavitud en el Islam", como si los musulmanes la practicaran hoy en día, es algo deshonesto.

Todos los países tienen leyes contra la esclavitud. Sin embargo, los expertos dicen que la esclavitud ha tomado una nueva forma hoy en día, que discutiremos brevemente.

Definición de la ONU de esclavitud

El esclavo tiene tres características definitorias: su persona es la propiedad de otro ser humano, su voluntad está sujeta por completo a la autoridad de su dueño, y su trabajo se obtiene mediante coerción[1]. La comunidad internacional condena la esclavitud como una de las peores violaciones a los derechos humanos, y la definición clásica de esclavitud, establecida en la Convención de Esclavitud de 1926 es: "El estado o condición de una persona sobre quien se ejerce, en todo o en parte, el poder asociado al derecho de propiedad"[2]. En 1956, se agregaron varias definiciones adicionales de esclavitud: dependencia por deudas, servidumbre, la práctica del matrimonio forzado, la transferencia de esposas, dar esposas en herencia, y la transferencia de hijos con fines de explotación[3].

Las raíces de la esclavitud en la Biblia

La Biblia, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, respalda la esclavitud[4]. La Biblia existió antes del Corán.

La Biblia afirma que una vez despertó Noé y descubrió que uno de sus hijos, Cam, lo había visto desnudo. Noé maldijo al hijo de Cam, Canaán, y a todos sus descendientes, diciendo: "Siervo de siervos será a sus hermanos" (Génesis 9:25). Es de resaltar que ni esta historia ni nada similar se encuentra en el Corán ni en las enseñanzas del Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él).

Hay una larga tradición entre los cristianos de que Cam es el padre de las razas negras de África, Sem es el padre de los semitas (lo que incluye a árabes y judíos), y Jafet es el padre de la raza blanca. Por lo tanto, consideran que este pasaje de la Biblia le otorga a la raza blanca la supremacía y convierte a la raza negra en sus siervos[5]. Este "pasaje bíblico se convirtió, durante muchos siglos, en la principal justificación para la esclavitud"[6]. No hace mucho tiempo, en Sudáfrica, la Iglesia Reformada se refirió a esta "maldición" para apoyar el "derecho" de los blancos a gobernar sobre los negros.

La esclavitud se menciona dos veces en los diez mandamientos que se encuentran en la Biblia[7], pero no se la menciona ni una sola vez en los diez mandamientos del Corán.

Levítico 25:44-46 (uno de los libros de la Torá actual, la escritura judía) es un texto clave utilizado para la justificación bíblica de la esclavitud. Dice que Dios les dijo a los judíos: "Así, tu esclavo como tu esclava que tuvieres, serán de las gentes que están en vuestro alrededor; de ellos podréis comprar esclavos y esclavas. También podréis comprar de los hijos de los forasteros que viven entre vosotros, y de las familias de ellos nacidos en vuestra tierra que están con vosotros, los cuales podréis tener por posesión. Y los podréis dejar en herencia para vuestros hijos después de vosotros, como posesión hereditaria; para siempre os serviréis de ellos".

Abraham, "aquel a quien Dios eligió por Su amor", y "el padre de los creyentes", compró esclavos en Harán (Gen 12:5), armó a 318 esclavos nacidos en su propia casa (Gen 14:14), incluyó a sus esclavos en su lista de propiedades (Gen 12:16; 24:35-36), y le heredó sus esclavos a su hijo Isaac (Gen 26:15). La Biblia dice que Dios bendijo a Abraham multiplicando sus esclavos (Gen 24:35). En el hogar de Abraham, los ángeles le dijeron a Agar, su esclava, que regresara con Sarai. El ángel le dijo: "Vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo su mano" (Gen 16:9).

Por órdenes de Dios, Josué tomó esclavos (Josué 9:23), como lo hicieron David (1 Reyes 8:2,6) y Salomón (1 Reyes 9:20-21).

Job, a quien la Biblia llama "intachable y recto" fue un "gran propietario de esclavos". Véase Job 1:15-17; 3:19: 7:2; 31:13; 42:8 donde Job habla de sus esclavos[8].

Jesús aceptó la esclavitud. Los evangelios de la actualidad no tienen una sola palabra atribuida a Jesús diciendo nada acerca de la esclavitud. Jesús conoció esclavos (Lucas 7:2-10; 22:50, etc.) y habló de esclavos en sus parábolas (Mateo 13:24-30; 18:23-35; 22:1-14. Lucas 12:25-40; 14:15-24, etc.), pero nunca habló en contra de la esclavitud. Compárese esto con lo que el Profeta árabe del Islam dijo acerca de los esclavos, y que expondremos en el siguiente artículo.

En al menos setenta pasajes, los discípulos hablaron directamente apoyando la esclavitud. Ellos les dijeron a los esclavos que aceptaran su fe e instruyeron a sus amos que los trataran con amabilidad (1 Corintios 7:20-21; Efesios 6:5-9; Colosenses 3:22-25; 1 Timoteo 6:1-2; Tito 2:9-10; Filemón 10:18; 1 Pedro 2:18-19). 1 Timoteo 6:1-3 ordena a los esclavos que acepten su posición y obedezcan a sus amos porque es mandato del "Señor Jesucristo".

La mayoría de los teólogos y eruditos cristianos, hasta finales del siglo pasado, creían que la Biblia ordenaba la esclavitud. La lista incluye a Agustín, Tomás de Aquino, Lutero, Calvino y otros[9].

En 1835, el Sínodo Presbiteriano de Virginia Occidental atacó al movimiento por la liberación de los esclavos, afirmando que la suya era una creencia que iba en contra de "la más clara autoridad de la palabra de Dios"[10].

El reporte de la Asamblea General de la Vieja Escuela (presbiteriana) de 1845, concluyó que la esclavitud estaba basada en "algunas de las declaraciones más claras de la Palabra de Dios"[11].

En 1861, un rabino judío, el Dr. M. J. Raphall de Nueva York, escribió un panfleto muy promocionado, titulado La opinión bíblica sobre la esclavitud, en defensa de la esclavitud[12].

Todavía en 1957, John Murray del Seminario Teológico de Westminster[13] seguía argumentando que la Biblia permite la institución de la esclavitud y que los anteriores eruditos cristianos estaban en lo cierto en su entendimiento de la Biblia.

La esclavitud en la constitución de los Estados Unidos

El compromiso de los tres quintos se encuentra en el artículo 1, sección 2, parágrafo 3 de la Constitución de los Estados Unidos. Este compromiso de los tres quintos les permitió a más amos convertirse en legisladores, a pesar de que tres quintos de la población esclava contabilizada no tenían voz ni voto en la democracia.

El Compromiso de la Trata de Esclavos fue un acuerdo hecho durante la Convención Constitucional de 1787 para proteger los intereses de los propietarios de esclavos, y prohibió al Congreso el poder para actuar sobre el comercio de esclavos durante veinte años. El Compromiso de la Trata de Esclavos detuvo la importación de esclavos después de 1807, fomentando el crecimiento de la esclavitud dentro de los Estados Unidos y las subastas de esclavos por todo el sur.

La esclavitud en la posguerra de la Guerra de Secesión de los Estados Unidos[14]

La guerra civil estadounidense o guerra de secesión se libró, en parte, por el tema de la esclavitud. Durante la guerra, el presidente Abraham Lincoln promulgó la Proclamación de Emancipación, que liberó a todos los esclavos en los estados rebeldes. La victoria del norte en 1865 dio fin a la esclavitud legalizada en todos los Estados Unidos.

La esclavitud, como era practicada en el viejo sur estadounidense, les quitó por completo a los negros el control sobre sus vidas, ellos eran esclavos vitalicios, sus hijos nacían en la esclavitud, se les prohibía la educación formal, eran duramente castigados por pequeños actos de desobediencia, sus familias eran separadas cuando sus hijos eran vendidos y las mujeres eran sexualmente explotadas. El sistema esclavista estadounidense basado en la raza fue diseñado a todo nivel para arrebatarle la humanidad al esclavo, con base en ideas tomadas de la domesticación de animales. La deshumanización tuvo un significado especial en el sistema esclavista estadounidense. En los Estados Unidos los esclavos eran marcados por el color de su piel. Además, el sistema esclavista estadounidense estaba apoyado por la religión estadounidense: la Biblia les informaba a los cristianos que los esclavos no eran completamente humanos sino descendientes de Canaán, marcados por Dios para ser inferiores y siervos de los demás[15].

La esclavitud en la actualidad

Puede que se haya acabado la esclavitud legalizada, pero la institución sigue existiendo bajo diversos nombres. El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas afirma: "La esclavitud fue la primera cuestión de derechos humanos que despertó gran interés internacional, y sin embargo, aún continúa en la actualidad"[16]. El Departamento de Estado de los Estados Unidos también reconoce la "esclavitud moderna"[17].

En estos días, los esclavos están más baratos que nunca en los últimos 4.000 años. En 1850, un esclavo podía costar unos 40.000 dólares americanos de la actualidad. Ahora, un esclavo cuesta entre 30 y 90 dólares. Según estimaciones conservadoras, hay 27 millones de esclavos hoy en día, más que en ningún otro tiempo de la historia[18].

"…entre 14.000 y 17.500 personas son traficadas hacia los Estados Unidos anualmente, según el gobierno estadounidense, la mayoría obligados al comercio sexual, la servidumbre doméstica o la labor agrícola. En un momento dado, entre 52.000 y 87.000 están en estado de esclavitud… Según las Naciones Unidas, el negocio del tráfico de personas está entre los tres más rentables del crimen organizado, después de las drogas y las armas"[19].



Pie de página:

[1] Definición tomada de El problema de la esclavitud en las culturas occidentales, de D. B. Davies. Cornell University Press, 1966.

[2] www2.ohchr.org/english/law/slavery.htm

[3] www2.ohchr.org/english/law/slavetrade.htm

[4] Artículo sobre esclavitud en el AT y en el NT en el Nuevo Diccionario Bíblico (2a edición, Londres: IVP, 1986), 1121-1125. Nótese que este diccionario tiene un énfasis evangélico.

[5] Griffith Thomas, Génesis: Comentario devocional (95-99). Grand Rapids: Eerdmas, reimpreso en 1953.

[6] David Brion Davis, Inhuman Bondage: The Rise and Fall of Slavery in the New World. Oxford University Press, 2006.

[7] La mayoría de la gente no es consciente de que los Diez Mandamientos de la Biblia mencionan dos veces la esclavitud (véase Éxodo 20:17 y Deuteronomio 5:21) exigiendo que a los esclavos se les dé un día de descanso y prohibiendo codiciar el esclavo del vecino.

[8] J. H. Hopkins, Visión escritural, eclesiástica e histórica de la esclavitud, desde los días del Patriarca Abraham hasta el siglo XIX. Nueva York, 1864.

[9] A. Ruppercht, Actitudes sobre la esclavitud entre los Padres de la Iglesia, en Nuevas dimensiones en el estudio del Nuevo Testamento (261-277). Grand Rapids: Zondervan, 1974; J. Kahl, La Iglesia como propietaria de esclavos, en La miseria del cristianismo. Londres: Penguin, 1971.

[10] H. Shelton Smith, A Su imagen, pero… Racismo en la religión sureña (1719-1910). Carolina del Norte: Duke University Press, 1971.

[11] J. Murray, Principios de conducta. Londres: IVP, 1957.

[12] www.jewish-history.com/civilwar/raphall.html

[13] El Westminster Theological Seminary es una universidad cristiana presbiteriana y reformada, ubicada en Pennsylvania, con una sede ubicada en Londres. Véase J. Murray, Principios de conducta. Londres: IVP, 1957.

[14] Siga la línea de tiempo para saber más sobre la historia de la esclavitud en los Estados Unidos.

[15] "Narraciones de esclavos norteamericanos" es un proyecto de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, que recopila libros y artículos que documentan la historia individual y colectiva de los afroamericanos luchando por la libertad y los derechos humanos en los siglos XVIII, XIX y comienzos del siglo XX.

 

Pueden encontrarse documentos que discuten la esclavitud estadounidense en Esclavitud estadounidense de primera mano: Testimonio de mil testigos, de Theodore Weld, 1839, republicado en Esclavitud en Estados Unidos (Illinois: Peacock, 1972) e Historia documental de la esclavitud en Norteamérica, editado por W. L. Rose (Oxford University Press, 1976). Para una discusión autorizada de la historia de la esclavitud estadounidense, vésae Servidumbre inhumana: Surgimiento y caída de la esclavitud en el Nuevo Mundo, del historiador ganador del Premio Pulitzer David Brion Davis.

[16] www.ohchr.org/EN/Issues/Slavery/SRSlavery/Pages/SRSlaveryIndex.aspx

[17] www.state.gov/j/tip/what/

[18] www.freetheslaves.net

[19] "La esclavitud no ha muerto, solo es menos reconocible" (www.csmonitor.com/2004/0901/p16s01-wogi.html).

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version