O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

O artigo / vídeo que você requisitou não existe ainda.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Fanáticos de Jesús

Clasificación:   

Descripción: Una comparación entre hippies, Cristianos, Jesús y los musulmanes. Recuerdos de una conversión al Islam.

  • Por Laurence B. Brown, MD
  • Publicado 16 Jun 2008
  • Última modificación 09 May 2011
  • Impreso: 512
  • Visto: 16624 (promedio diario: 6)
  • Clasificación: 3 De 5
  • Clasificado por: 32
  • Enviado por email: 26
  • Comentado: 0

Cuando era niño, crecí en los años sesenta y setenta a sólo unas cuadras de un barrio de mala reputación, Haight-Ashbury, del distrito de San Francisco, que estaba rodeado por el movimiento hippie. Era una época de liberación sexual “excitante”, de “entrega y abandono”, de revolución cultural e imprudencia social.

Felizmente, nunca me atrapo el movimiento hippie, pero al estar tan cerca de él, no pude más que observar su desarrollo. Algo que recuerdo claramente es cuántos hippies eran etiquetados como “Fanáticos de Jesús”. Al ahondar en los recuerdos de mi infancia, casi cuatro décadas más tarde, este eufemismo se me ha revelado como algo peculiar. Estos hippies eran considerados “Fanáticos de Jesús” porque se vestían como él, dejaron crecer sus cabellos como él, renunciaron al materialismo, como él, y difundieron la devoción a Dios, la paz, la caridad y el amor al prójimo.  

Ahora, muchos de los que emprendieron este camino cayeron en las drogas y la promiscuidad sexual – prácticas que van más allá del ejemplo de Jesús – pero ésa no fue la razón por la cual estos hippies fueron llamados fanáticos de Jesús. Más bien, fueron llamados fanáticos de Jesús por sus cabellos largos, ropa suelta, escepticismo hacia el poder gubernamental, unidad comunal y pacifismo, todo como resultado de su esfuerzo por vivir como Jesús. La Casa del Amor y la Plegaria, situada cerca de las avenidas, era un punto de reunión para muchas de estas almas de bien, y la sencillez de la institución reflejaba su punto de vista hacia la vida.

Mirando retrospectivamente, lo que me parece extraño no es que la gente deseara personificar los valores de Jesús, sino que otros los criticaran por ello. Lo que parecía aún mas extraño era que pocos cristianos, en la modernidad, vieran este perfil. En efecto, lo que me parecía más extraño, antes de mi conversión al Islam, es que los musulmanes parecían personificar los valores de Jesús mejor que los cristianos.

Ahora bien, esta afirmación requiere una explicación, y es la siguiente: Primero, el cristianismo y el Islam consideran que Jesús fue un Profeta de su religión. Sin embargo, mientras que las enseñanzas de Jesús se han perdido del credo y las prácticas de la mayoría de las iglesias (ver mi artículo, ¿Dónde está “Cristo” en el “Cristianismo?”), estas mismas enseñanzas son respetadas de manera evidente en el Islam.

Veamos algunos ejemplos:

Apariencia

1.      Jesús dejaba crecer su barba, como la mayoría de los musulmanes, pero como muy pocos cristianos.

2.      Jesús vestía modestamente. Si cerramos los ojos y formamos una imagen mental, veremos los trajes flojos y holgados, de los puños hasta los tobillos – como la túnica de los árabes y el kamiz indo-pakistaní, típico de los musulmanes de esas áreas. Lo que no nos imaginaremos nunca es la ropa apretada y seductora tan utilizada en las sociedades cristianas.

3.      La madre de Jesús se cubría la cabeza con un velo, y esta práctica persistió entre las mujeres cristianas de Tierra Santa hasta mediados del siglo veinte. Nuevamente, ésta es una práctica de los musulmanes así como también de los judíos ortodoxos (a los que perteneció Jesús), pero no de los cristianos de la modernidad.

Modales

1.      Jesús se enfocaba en la salvación y en evitar las galas. ¿Cuantos cristianos “virtuosos” encajan en este perfil de “No sólo los domingos”? y ¿Cuántos en el de las “cinco plegarias al día, cada día del año” de los musulmanes?

2.      Jesús hablaba con humildad y bondad. No se exhibía. Cuando pensamos en sus discursos, no lo imaginamos teatralizado. Era un hombre conocido por su calidad y veracidad. ¿Cuantos predicadores del evangelio siguen este ejemplo?

3.      Jesús enseñó a sus discípulos a ofrecer el saludo de Paz (Lucas 10:5), y luego dio el ejemplo: “Qué la paz sea contigo” (Lucas 10:5, Juan 20:21, Juan 20:26). ¿Quiénes siguen estas prácticas hoy en día, lo cristianos o los musulmanes? “Que la paz sea contigo” es el significado del saludo musulmán, “Assalam alaikum.”  También encontramos este saludo en el judaísmo, “Shalom ‘aleijem” (Génesis 43:23, Números 6:26, Jueces 6:23, I Samuel 1:17 y I Samuel 25:6).

Prácticas Religiosas

1.      Jesús fue circuncidado (Lucas 2:21). Pablo dijo que no era necesario (Rom 4:11 y GAL 5:2).  Los musulmanes y los judíos creen que lo es.

2.      Jesús no comía cerdo, por las leyes del Antiguo Testamento (Levíticos 11:7 y Deuteronomio 14:8).  Los musulmanes también creen que el cerdo está prohibido. Los cristianos… bueno, ya se imaginarán.

3.      Jesús no dio ni se benefició de la usura, de acuerdo a la prohibición del Antiguo Testamento (Éxodo 22:25). La Usura está prohibida en el Antiguo Testamento y en el Corán, así como también esta prohibida en la religión de Jesús. La economía de la mayoría de los países cristianos, sin embargo, se basan en la usura, a la cual llaman con el eufemismo de “cobro de intereses”.

4.      Jesús no fornicaba, y se abstenía del contacto extramatrimonial con las mujeres. Ahora bien, esto significa: ni el más mínimo contacto físico con el sexo opuesto. Con la excepción de realizar rituales religiosos y ayudar a los necesitados, Jesús nunca tocó a una mujer más que a su madre. Los que practican el judaísmo ortodoxo mantuvieron las prácticas de las leyes del Antiguo Testamento. Como tampoco los practicantes musulmanes se dan la mano con el sexo opuesto al saludar. ¿Pueden los cristianos que “abrazan a sus vecinos” y “besan a la novia” clamar lo mismo?

Prácticas de Adoración

1.      Jesús se purificaba aseándose antes de la plegaria, como también lo hacían los piadosos profetas que lo procedieron (ver Éxodo 40:32 referente a Moisés y Aarón), así como también lo hacen los musulmanes.

2.      Jesús rezaba postrado (Mateo 26:39), como los otros profetas (ver Nehemiah 8:6 referente a Ezra y la gente, Josué 5:14 por Josué, Génesis 17:3 y 24:52 por Abraham, Éxodo 34:8 y números 20:6 por Moisés y Aarón).  ¿Quién reza de esta manera, los cristianos o los musulmanes?

3.      Jesús ayunaba por más de un mes (Mateo  4:2 y Lucas 4:2), como lo hicieron los piadosos antes que él (Éxodo 34:28, Reyes I 19:8), como lo hacen los musulmanes en su ayuno anual por el mes de Ramadán.

4.      Jesús hizo peregrinaciones con el propósito de adorar a Dios, como todos los judíos ortodoxos lo hacen. La peregrinación musulmana hacia la Meca es conocida, y es profetizada en la Biblia (ver El Primer y Último Mandamiento).

Asuntos de Credo

1.      Jesús enseñó la unidad de Dios (Marco 12:29-30, Mateo 22:37 y Lucas 10:27), como lo transmite el primer mandamiento (Éxodo 20:3). En ningún lugar habló de Trinidad.

2.      Jesús se declara a sí mismo como un hombre y un profeta de Dios, y jamás declaró su divinidad ni pertenencia a la divinidad. ¿Qué credo es el más consistente con sus palabras, la fórmula de la Trinidad o el monoteísmo del Islam?

En resumen, los musulmanes parecen ser los “Fanáticos de Jesús” en la modernidad, si por esa expresión nos referimos a los que viven a través de las leyes de Dios y el ejemplo de Jesús.

Carmichael observa, “… por toda una generación después de Jesús, muertos sus seguidores, fueron piadosos judíos y orgullosos de ello quienes han atraído a sus miembros desdoblados de las clases profesionales religiosas, y no se desviaron ni siquiera de las onerosas leyes ceremoniales”.[1]

Uno se pregunta ¿que habrá pasado entre las prácticas de la primera generación de los seguidores de Jesús y los cristianos de la actualidad? Al mismo tiempo, debemos respetar el hecho de que los musulmanes ejemplifican las enseñanzas de Jesús mejor que los cristianos. Además, debemos también recordar que el Antiguo Testamento predijo a tres profetas para que lo siguieran. Juan el Bautista y Jesucristo fueron los números uno y dos, y Jesucristo mismo, predijo al tercero y último. De ahí que los dos Testamentos, el Antiguo y el Nuevo, hablan de un último profeta, y no sería justo no considerar a Muhámmad como el último profeta, y al Islam como la última revelación.

 

Copyright © 2007 Laurence B. Brown.

Acerca del autor

Laurence B. Brown, MD, puede contactarse en [email protected]El es el autor de The First and Final Commandment (Amana Publications) y de Bearing True Witness (Dar-us-Salam).  Los libros siguientes son novelas de suspenso históricas, The Eighth Scroll, y una segunda edición de  The First and Final Commandment, rescrita y dividida en MisGod'ed y su continuación, God’ed.



Footnotes:

[1] Carmichael, Joel. p. 223.

Agregar un comentario

  • (No se muestra al público)

  • Please enter below word

Sus comentarios serán publicados durante las próximas 24 horas.

Campos marcados con un asterisco (*) son requeridos.

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version