Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Статьи / видео вы запросили еще не существует.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

La salida de Egipto: La historia de la pascua en el Corán

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: Una de las historias más recurrentes en el Corán es la de la esclavitud de los Hijos de Israel y su liberación del Faraón de Egipto.

  • Por Shahul Hameed (ReadingIslam.com)
  • Publicado 16 Feb 2015
  • Última modificación 14 Feb 2016
  • Impreso: 15
  • Visto: 3404 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

Muchos judíos podrían sorprenderse al saber que el Islam, como fue predicado por Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él), es la misma religión predicada por Abraham, así como la de todos los demás profetas mencionados en la Tora y la Biblia. Los musulmanes honran a todos los profetas de los judíos: Abraham, Jacob, José, Moisés, David y Salomón, entre otros, así como a sus propios profetas; y creen que todos ellos predicaron el mismo mensaje, es decir, la creencia en la Unidad y la Unicidad de Dios.

He aquí cómo Dios le ordenó a Muhammad que mantuviera la creencia en la Unidad y la Unicidad de Dios, que fue sostenida por el Profeta Abraham:

"A ti [¡oh, Muhammad!] te he inspirado: ‘Sigue la religión pura monoteísta de Abraham, que jamás fue de los idólatras’". (Corán 16:123)

Es de subrayar que en todo el Corán no hay historia que sea tan recurrente y enfatizada como la historia de la esclavitud de los Hijos de Israel y su subsecuente liberación del Faraón de Egipto. El Corán cita a Moisés diciéndole a su pueblo:

"¡Oh, pueblo mío! Recuerden las bendiciones que Dios les concedió al hacer que surgieran entre ustedes Profetas y poderosos, y los bendijo con gracias que no concedió a nadie de sus contemporáneos". (Corán 5:20)

Fue Moisés, con la ayuda y la guía de Dios Todopoderoso, quien los llevó fuera de Egipto hacia una tierra prometida. Dios en el Corán dice:

"¡Oh, Pueblo de Israel! Recuerden los beneficios con que los agracié y cómo los distinguí sobre los demás pueblos [de su época]. Y teman el día en que ninguna persona pueda beneficiarse de otra ni se acepte intercesión o compensación alguna, y nadie sea auxiliado. Y [recuerden] cuando salvé a sus antepasados de las huestes del Faraón, que los sometían a crueles castigos; degollaban a sus hijos varones [recién nacidos] y dejaban con vida a sus hijas mujeres [para sojuzgarlas]. Esto era una prueba difícil de su Señor. Y [recuerden] cuando dividí el mar y los salvé, ahogando a las huestes del Faraón delante de sus propios ojos". (Corán 2:47-50)

La historia es narrada en otro punto del Corán, donde podemos leer estos versículos:

"Hice que los Hijos de Israel cruzaran el mar. Pero el Faraón y su ejército los persiguieron injustamente, empujados por el odio. Cuando [el Faraón] sintió que se ahogaba y no tenía salvación, dijo: ‘Creo en una única divinidad como lo hace el pueblo de Israel, y a Él me entrego’. ¿Ahora crees? Mientras que antes eras de los rebeldes [a Dios] y de los que sembraban la corrupción. Conservaré tu cuerpo [luego de que te ahogues] y te convertirás en un signo para que reflexionen las generaciones que te sucedan. Pero muchas personas son indiferentes a Mis signos. Establecí al pueblo de Israel en un lugar próspero y lo sustenté con las cosas buenas de la vida. Pero cuando se les presentó la revelación, algunos creyeron y otros no. Tu Señor los juzgará el Día de la Resurrección acerca de lo que discrepaban". (Corán 10:90-93)

Los tormentos infligidos a los Hijos de Israel por parte del Faraón eran continuos y duros, y por ello Dios envió a Sus profetas Moisés y Aarón (la paz sea con ellos) para advertirle al tirano que dejara de oprimir a los Hijos de Israel y los liberara.

Pero él fue arrogante y se negó a liberar a los judíos, hasta la última de las plagas que Dios envió como castigo.

Bajo la guía divina, los israelitas huyeron de Egipto, mientras el Faraón y sus hombres los perseguían. Parecía que su viaje terminaría en el Mar Rojo, que les impedía escapar, pero ocurrió un milagro cuando Moisés golpeó el agua con su cayado: las olas del Mar Rojo se separaron y los israelitas corrieron a lo largo del paso entre las aguas abiertas. El Faraón y sus soldados los siguieron, pero en cuanto los israelíes alcanzaron la otra orilla, el mar se cerró engullendo a sus perseguidores. De ese modo los israelitas fueron liberados de la esclavitud, y el Faraón y su pueblo perecieron.

Cuando el Profeta Muhammad llegó a Medina en el décimo día del mes lunar de Muharram, encontró que los judíos estaban ayunando.

"El Profeta les preguntó por qué ayunaban ese día, y ellos le explicaron que ese era el día en que Dios salvó a los Hijos de Israel del Faraón, y que Moisés ayunó ese día en agradecimiento. El Profeta dijo: ‘Nosotros tenemos más derecho a Moisés que ustedes’. Él ayunó ese día y les ordenó a los musulmanes que ayunaran ese día". (Sahih Al Bujari)

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version