あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

Los científicos y la religión (parte 1 de 2): ¿Están en conflicto la religión y la ciencia?

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: La supuesta discordia entre la religión y la ciencia es una creencia relativamente nueva, principalmente una causada por las teorías de los ateos, pero muchos científicos en el pasado y en el presente ven una armonía y una coherencia no explicadas por la ciencia. Parte 1: La religión y la ciencia según los ateos.

  • Por A.O.
  • Publicado 02 May 2011
  • Última modificación 19 Feb 2012
  • Impreso: 232
  • Visto: 8293 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 1
  • Comentado: 0

Los atributos del universo que han sido descubiertos por la ciencia hasta el día de hoy apuntan a la existencia de Dios. La ciencia nos conduce a la conclusión de que el universo tiene un Creador y que ese Creador es perfecto en fuerza, sabiduría y conocimiento. Es la religión la que nos muestra el camino para conocer a Dios. Por tanto, es posible decir que la ciencia es un método que utilizamos para ver e investigar mejor las realidades tratadas por la religión. No obstante, hoy día algunos científicos que dan un paso adelante en nombre de la ciencia, toman una posición totalmente distinta. En su opinión, los descubrimientos científicos no implican la creación de Dios. Ellos, por el contrario, han proyectado un entendimiento ateo de la ciencia, diciendo que no es posible alcanzar a Dios a través de los datos científicos: ellos declaran que la ciencia y la religión son dos nociones que chocan.

Es un hecho que este entendimiento ateo de la ciencia es algo muy reciente. Hasta hace unos pocos siglos, la ciencia y la religión jamás chocaron una con la otra, y la ciencia fue aceptada como un método para probar la existencia de Dios. El denominado entendimiento ateo de la ciencia floreció sólo después de que las filosofías materialista y positivista se propagaran a través del mundo de la ciencia en los siglos XVIII y XIX.

Particularmente, después de que Charles Darwin postulara su teoría evolutiva en 1859, los círculos que sostenían una visión materialista del mundo comenzaron a defender ideológicamente esta teoría, a la que vieron como una alternativa a la religión. La teoría de la evolución proclamaba que el universo no fue creado por un Creador, sino que se formó por mero azar. Como resultado, se afirmó que la religión estaba en conflicto con la ciencia. Los investigadores británicos, Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln, dijeron al respecto:

Para Isaac Newton, siglo y medio después de Darwin, la ciencia no está separada de la religión sino, por el contrario, es un aspecto de la religión, e incluso, está subordinada a ella… Pero la ciencia de la época de Darwin hizo precisamente eso, divorciándose del contexto en el que había existido previamente y estableciéndose como rival absoluta, un repositorio alternativo de significados. Como resultado, la religión y la ciencia ya no volvieron a trabajar en equipo, sino que se opusieron una a la otra, y la humanidad se ha visto forzada cada vez más a elegir entre ellas”. (Michael Baigent, Richard Leigh, Henry Lincoln, The Messianic Legacy, Gorgi Books, Londres: 1991, p. 177-178.)

Como declaramos antes, la denominada separación entre ciencia y religión fue totalmente ideológica. Algunos científicos, que han creído seriamente en el materialismo, se han condicionado a probar que el universo no tuvo Creador y han ideado varias teorías en ese contexto. La teoría de la evolución fue la más famosa y más importante de ellas. En el campo de la astronomía también se han desarrollado varias teorías, como la “teoría del universo estacionario” o la “teoría del caos”. Sin embargo, todas estas teorías que han negado la creación han sido demolidas por la propia ciencia, como hemos mostrado claramente en otros artículos.

Hoy día, los científicos que continúan con estas teorías e insisten en negar todas las cosas religiosas, son gente dogmática y llena de prejuicios, que se han condicionado a sí mismos a no creer en Dios. El famoso zoólogo y evolucionista inglés, D.M.S. Watson, confiesa este dogmatismo al explicar por qué él y sus colegas aceptan la teoría de la evolución: “Por tanto, se presentará un paralelo a la propia teoría de la evolución, una teoría aceptada universalmente, no porque pueda ser probada por evidencia lógicamente coherente de que es verdadera, sino porque la única alternativa, la creación especial, es claramente increíble”. (D.M.S. Watson, Adaptation, Naturaleza, no. 124, p. 233.)

Lo que Watson quiere decir con “creación especial” es la creación de Dios. Como es sabido, estos científicos encuentran esto “inaceptable.” Pero, ¿por qué? ¿Por qué la ciencia dice eso? En realidad, no lo dice. Por el contrario, la ciencia prueba la verdad de la creación. La única razón por la que Watson ve este hecho como inaceptable es porque él se ha condicionado a sí mismo a negar la existencia de Dios. Los demás evolucionistas han tomado la misma posición.

Los evolucionistas no se fundamentan en la ciencia sino en la filosofía materialista, y distorsionan la ciencia para hacerla encajar con esta filosofía. Un genetista y franco evolucionista de la Universidad de Harvard, Richard Lewontin, confiesa esta verdad:

No se trata de que los métodos e instituciones científicos de algún modo nos fuercen a aceptar una explicación materialista del mundo fenomenal, sino por el contrario, que nosotros estamos obligados por nuestra adherencia a priori a la causa materialista a crear un aparato de investigación y un cuerpo de conceptos que produzca explicaciones materialistas, sin importar cuán contrarias a la intuición sean, sin importar cuán desconcertantes resulten al no iniciado. Más aún, este materialismo es absoluto, así que no podemos permitir que un Pie Divino pase la puerta. (Richard Levontin, The Demon-Haunted World, The New York Review of Books, Enero, 9, 1997. p. 28.)

Por otra parte, hoy como a lo largo de la historia, existen científicos que, en oposición a este grupo materialista dogmático, confirman la existencia de Dios y reconocen a la ciencia como una forma de conocerlo. Algunas tendencias desarrolladas en los Estados Unidos como el “Creacionismo” o el “Diseño Inteligente”, prueban que hay evidencia científica de que todas las cosas fueron creadas por Dios.

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version