La religión del Islam  
 

 
 

Recomiende esta página
| More
 

La Biografía de Muhammad (parte 2 de 12): Desde el Nacimiento a la Adultez


Descripción: Una Mirada a la vida del Profeta antes de la revelación.
Por IslamReligion.com
Publicado 08 Dec 2008 - Última modificación 10 Dec 2008
Visto: 10542 (promedio diario: 5) - Clasificación: Ninguno aun - Clasificado por: 0
Impreso: 479 - Enviado por email: 0 - Comentado: 0

Categoría: Artículos > El Profeta Muhammad > Su biografía

El nacimiento del Profeta

Fue en el año 570 de la Era Cristiana que el Profeta Muhammad, que la paz y la bendición de Dios lo acompañen, nació en la Meca, una ciudad de la actual Arabia Saudita. Su padre, Abdullah, era el tátara nieto de Qusayy, el fundador de La Meca, y pertenecía a la familia Hashimita de Quraish. Su madre, Amina, era descendiente del hermano de Qusay. Regresando de una caravana de Siria y Palestina, Abdullah se detuvo a visitar a unos parientes en un oasis del norte de La Meca, enfermó y luego murió meses antes del nacimiento de su hijo.

Era la costumbre enviar a los hijos de Quraish al desierto para ser amamantados por una niñera y pasar su niñez en una tribu beduina. Además de consideraciones de salud, esto representaba un regreso a sus raíces, una oportunidad para experimentar la libertad que acompaña el basto desierto. El profeta Muhammad fue llevado por una mujer llamada Halima, y pasó cuatro o cinco años con una familia beduina, ocupándose de las ovejas tan pronto como fue capaz de caminar, aprendiendo los secretos del desierto.

Cuando tuvo seis años de edad, no poco después de reunirse con su madre, lo llevo de visita a Yazrib, donde había muerto su padre, y ella también se enfermó con una de las fiebres del oasis, muriendo en su viaje de regreso a su hogar.  Muhammad quedó bajo el cuidado de su abuelo, Abdul-Muttalib, jefe del clan Hashimita. Cuando tuvo ocho años, Abdul-Muttalib murió, y así quedó bajo el cuidado del nuevo líder Hashimita, su tío Abu Talib. El Profeta Muhammad se dedicó al pastoreo de ovejas, y cuando tuvo nueve años, fue llevado por su tío en el viaje de caravana a Siria para que pusiese aprender el arte del comercio.

Continuó trabajando como comerciante, y pronto se hizo conocido. Entre las fortunas substanciales de La Meca se encontraba la de las dos veces viuda Jadiya.  Impresionada por lo que había escuchado de Muhammad, quien era conocido ahora como al-Amin, ‘el confiable’, lo empleó para llevar su mercancía a Siria. Incluso mas impresionada por su competencia que por su encanto personal, cuando se completó esta tarea, ella envió una propuesta de casamiento.

Muhammad tenía veinticinco años, Jadiya tenía cuarenta.  Jadiya introdujo a su marido a un joven esclavo, Zaid, a quien Muhammad liberó. Cuando los parientes de Zaid lo fueron a rescatar, este estaba tan encariñado con su benefactor que eligió permanecer con él. Jadiya tuvo seis hijos con Muhammad, incluyendo un pequeño niño llamado Qasim, que murió antes de cumplir dos años.

Muhammad era ahora un hombre de con riqueza, respetado en la comunidad, admirado por su generosidad y su buen sentido. Su futuro parecía estar asegurado. En su debido momento, habiendo restablecido la prosperidad de su clan, se convertiría en uno de los ancianos mas influyentes de la ciudad y terminaría su vida, tal vez, como su abuelo, a la sombra de la Kaaba y recolectando largos años invertidos en términos mundanos. Sin embargo, su espíritu no se conformaba y ese sentimiento se acrecentaba a medida que envejecía.

Los Hunafa

Los mecanos afirmaban descender de Abraham a través de Ismael, y su templo, la Kaaba, había sido construido por Abraham para la adoración del Único Dios. Todavía se llamaba la Casa de Dios, pero los objetos de adoración llegaron a ser un gran número de ídolos colocados en su interior, representaciones esculturales de deidades que creían hijas de Dios que funcionaban como intermediarias. Los pocos que no se sentían a gusto con esta idolatría que duró siglos enteros seguían la religión de Abraham. Tales buscadores de la verdad eran conocidos como Hunafaa, una palabra que significaba originariamente “aquellos que se apartaban” de la adoración de ídolos. Estos Hunafaa no formaban una comunidad, sino que buscaban la verdad a través de la luz de sus propias consciencias. Muhammad era uno de ellos.

< Anterior La Biografía de Muhammad (parte 1 de 12): Las condiciones de Arabia antes de la profecía   Siguiente > La Biografía de Muhammad (parte 3 de 12): Las Primeras Revelaciones
Partes de este artículo
La Biografía de Muhammad (parte 1 de 12): Las condiciones de Arabia antes de la profecía
La Biografía de Muhammad (parte 2 de 12): Desde el Nacimiento a la Adultez
La Biografía de Muhammad (parte 3 de 12): Las Primeras Revelaciones
La Biografía de Muhammad (parte 4 de 12): Persecución en la Meca
La Biografía de Muhammad (parte 5 de 12): La Etapa de la Emigración
La Biografía de Muhammad (parte 6 de 12): La Hiyrah del Profeta
La Biografía de Muhammad (parte 7 de 12): Una Nueva Etapa en Medina
La Biografía de Muhammad (parte 8 de 12): La Batalla de Badr
La Biografía de Muhammad (parte 9 de 12): La Traición de los Antiguos Aliados
La Biografía de Muhammad (parte 10 de 12): El Tratado de Hudaibiah
La Biografía de Muhammad (parte 11 de 12): El regreso a La Meca
La Biografía de Muhammad (parte 12 de 12): La Despedida
Ver todas las partes juntas
Herramientas del artículo
PobreMejor  Clasifique este artículo Calificar
Volver arriba Volver arriba
Imprimir Imprimir Guardar este artículo Guardar Envie este artículo por email a un amigo E-mail PDF PDF
Agregar un comentario a este artículo Agregar un comentario Ver o esconder los comentarios de este artículo Ver comentarios (No hay Comentarios) Agregar este artículo a sus favoritos de esta página web Favoritos Agregar este artículo a los favoritos de Explorer Explorar Favoritos
| More
Otros artículos en la misma categoría
Categoría: Artículos > El Profeta Muhammad > Su biografía
Conozca al Profeta Muhammad
Los matrimonios del Profeta Muhammad (parte 1 de 2): Las etapas de la vida
Los matrimonios del Profeta Muhammad (parte 2 de 2): Una vida humilde
Una breve biografía sobre las “Madres de los Creyentes” (parte 1 de 2)
Una breve biografía de las “Madres de los Creyentes” (parte 2 de 2)
El Profeta y la poligamia (parte 1 de 2)
El Profeta y la poligamia (parte 2 de 2)
   

Página principal Página principal

Contáctenos Contáctenos

EnglishEspañol
FrançaisDeutsch
РусскийPortuguês
中文日本語

  Ayuda en Vivo por Chat  
Live Help by Chat
En linea diariamente:
De  a 
(Acorde al horario de su ordenador)

  Ingresar  
Nombre de usuario
Contraseña
Recordar
Olvidó su contraseña?
No tiene cuenta? Registrar & Por qué??

  Más popular  

  Lista de artículos  

  Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.


  Su historial

Su historial está vacio

Desactivar recordar mi historial