您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

あなたが要求した記事/ビデオはまだ存在していません。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

您所请求的文章/视频尚不存在。

The article/video you have requested doesn't exist yet.

L'articolo / video che hai richiesto non esiste ancora.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

요청한 문서 / 비디오는 아직 존재하지 않습니다.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

המאמר / הסרטון שביקשת אינו קיים עדיין.

The article/video you have requested doesn't exist yet.

¿Cómo sabemos que Dios es Uno? Una perspectiva filosófica y teológica (parte 1 de 3)

Clasificación:
Tamaño fuente:

Descripción: La existencia de Dios y Su Unidad y Unicidad son conocidas a través de la razón y la revelación. En esta primera parte se explica por qué debe haber una causa para la existencia del universo y por qué dicha causa debe ser una sola.

  • Por Hamza Andreas Tzortzis
  • Publicado 31 Aug 2015
  • Última modificación 31 Aug 2015
  • Impreso: 9
  • Visto: 2496 (promedio diario: 3)
  • Clasificación: No se ha valorado
  • Clasificado por: 0
  • Enviado por email: 0
  • Comentado: 0

HowDoWeKnowGodisOne1.jpgUna de las muchas preguntas recurrentes que fueron formuladas durante el Islamic Awareness Tour fue: "Si Dios existe, ¿qué razones tenemos para creer que Él es Uno? Esta pregunta es importante ya que conlleva un concepto fundamental en la teología islámica, el concepto de la Unidad y Unicidad de Dios. La unicidad de Dios, en árabe Tawhid, es un tema central en el Corán y es el mensaje de todos los profetas. El Corán describe elocuentemente la naturaleza de Dios y Su Unidad y Unicidad en el capítulo 112:

"Di: ‘Él es Al-lah, Uno. Al-lah es el Absoluto. No engendró ni fue engendrado. Y no hay nada ni nadie que sea semejante a Él’".

Antes de comenzar a responder esta pregunta, es importante agregar que el concepto de unidad en el Islam no está limitado a la unicidad y la singularidad de Dios. Hay muchos aspectos de este concepto que involucran la forma en que los seres humanos debemos adorar a Dios, cómo debemos entender Su Señorío, y cómo debemos entender los nombres y atributos de Dios. Y no termina aquí, ya que estas ideas transforman la visión y la concepción del mundo del individuo, como escribió un famoso pensador del subcontinente asiático:

"Quien cree en esto… jamás puede ser estrecho de visión. Cree en un Dios que es el Creador de los cielos y de la Tierra, el Dueño del oriente y del occidente, y el Sustentador del universo entero. Gracias a esta creencia, no considera que haya nada extraño a él en el mundo. Lo observa todo en el universo como perteneciente al mismo Señor al que él pertenece. Su simpatía, amor y servicio no están confinados a ninguna esfera ni grupo. Su visión se extiende, su horizonte intelectual se amplía, y su punto de vista se hace tan liberal e ilimitado como lo es el Reino de Dios. ¿Cómo esta amplitud de miras y esta envergadura mental pueden ser alcanzadas por un ateo, un politeísta, o alguien que cree en una deidad que se supone tiene poderes limitados y defectuosos como un hombre?"

A la luz de esto, hay muchas formas de responder la pregunta con respecto a la singularidad y la unicidad de Dios, proporcionando argumentos sobre la unidad de Dios, y estas van de los argumentos teológicos a los filosóficos. A continuación se exponen cinco argumentos:

1.     La navaja de Ockham

2.     El argumento lógico

3.     La diferenciación conceptual

4.     La unicidad

5.     La revelación

La navaja de Ockham

El Corán pregunta de manera retórica: "¿El universo surgió de la nada?". La respuesta parece muy obvia, dada la lógica innegable y metafísica de que todo lo que comienza a existir tiene una causa, y ya que el universo tuvo un comienzo, sin duda debe tener una causa. Sería irracional asumir más de una causa para el universo, ya que una regresión infinita de causas es imposible. Las razones de ello incluyen el absurdo de la existencia del infinito en la realidad. Tomemos en consideración los siguientes ejemplos:

1.    Tienes un número infinito de personas en una habitación, si salen dos personas, ¿cuántas te quedan? La respuesta es infinito menos dos. Sin embargo, ¿esto tiene sentido? Si hay menos que un número infinito de personas en una habitación, deberías estar en capacidad de contarlas en el mundo real. Pero no puedes, es decir, el infinito no tiene sentido en el mundo real. Es por esto que los matemáticos Kasman y Newman afirmaron: "Por supuesto que el infinito no existe de la misma manera en que decimos ‘hay peces en el mar’".

2.    Imagina que eres un soldado y quieres dispararle a un enemigo. Para que puedas dispararle debes pedirle permiso para disparar al soldado que tienes detrás, pero él también tiene que pedirle permiso para disparar al soldado que está detrás suyo. Ahora, imagina que esto continúa para siempre, en otras palabras, una cantidad infinita de tiempo. ¿Le dispararás alguna vez al enemigo? La respuesta es obvia. Del mismo modo, una regresión infinita de causas para el universo significaría que no existiría el universo.

Por lo tanto, la conclusión de que el universo tiene una sola causa independiente, que a su vez no tiene causa, resulta plausible; sin embargo, todavía puedes asumir una cantidad de causas ocurriendo al mismo tiempo. ¿Este argumento es sólido? Creo que no es un argumento fuerte si tomamos en consideración la navaja de Ockham. La navaja de Ockham es un principio filosófico atribuido al filósofo y fraile franciscano inglés William of Ockham. Este principio afirma que "en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta". En otras palabras, la explicación más completa y simple es la mejor explicación.

En esencia, esto significa que en ausencia de cualquier evidencia, o en ausencia de la necesidad de una diversidad de causas, debemos mantener la explicación más amplia y sencilla. En este caso, no tenemos evidencia para decir que la causa del universo es en realidad una combinación de dos, tres o mil causas; por lo tanto, la explicación más completa y simple es que esta causa es solo una. Postular una multiplicidad de causas no ayuda en nada a completar el argumento. En otras palabras, agregar más causas no aumenta el alcance ni el poder explicativo del argumento. Por ejemplo, afirmar que el universo fue causado por una causa todopoderosa es un argumento tan completo como afirmar que fue causado por dos causas todopoderosas. Sin embargo, una causa todopoderosa es todo lo que se requiere, simplemente porque es todopoderosa.

Una objeción a este argumento es que si fuéramos a aplicar el mismo principio a las pirámides de Egipto, adoptaríamos la opinión absurda de que fueron hechas por una sola persona. Sin embargo, esta es una mala aplicación del principio. Tomar la opinión de que las pirámides fueron construidas por una persona no es realmente la explicación más amplia y sencilla, puesto que genera más preguntas que las que responde. Por ejemplo, ¿cómo pudo un solo hombre construir las pirámides? Es mucho más completo postular que fueron construidas por muchos hombres. A la luz de esto, alguien puede decir que el universo es tan complejo que sería absurdo postular que fue construido por un solo ser. Esta objeción, aunque válida, está fuera de lugar. Un ser poderoso creando el universo entero es una explicación mucho más coherente y simple que una diversidad de causas. Ahora bien, el crítico puede continuar y argumentar que las pirámides pudieron entonces haber sido construidas por un ser todopoderoso. Pero el problema con esto es que nada dentro del universo es, en lo absoluto, un ser todopoderoso; y ya que las pirámides fueron construidas por una causa eficiente (una persona o personas que actúan), entonces se deduce que deben ser del mismo tipo de causa.

Partes de este artículo

Ver todas las partes juntas

Agregar un comentario

Otros artículos en la misma categoría

Más vistos

DAILY
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
TOTAL
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Favorito del editor

Lista de artículos

Desde su última visita
Esta lista está actualmente vacia
Todos por fecha
(Leer más...)
(Leer más...)

Más popular

Mayor clasificación
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más enviados por email
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Más impresos
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
Mas comentados
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)
(Leer más...)

Sus favoritos

Sus favoritos está vacio.  Puede agregar artículos a esta lista con Herramientas del artículo.

Su historial

Su historial está vacio

View Desktop Version